El conjunto azulgrana gana su cuarto partido en línea, completa 12 puntos de 12 posibles y se consolida en lo más alto de la tabla de posiciones. Como si fuera poco, no ha recibido ningún gol.

Con un golazo y dos asistencias de Messi, Barcelona goleó contundentemente (0-5) al Levante, en el compromiso que cerró las acciones de la jornada dominical en esta cuarta fecha de la Liga Española.

Tras unas primeras acciones de ritmo suave y estudio al rival, el cuadro visitante logró ponerse en ventaja gracias a Neymar (minuto 34), que sigue de amores con la red. Recibió Messi casi en el mediocampo, vio el desmarque de Neymar y tiró el pase picado cruzado. El brasileño tocó ligeramente ante Jesús, que rozó el balón pero no evita que Neymar saliera del regate y, a continuación, marcara a placer.

Luego tuvo Messi en una pena máxima, que provocó la expulsión de Vyntra, la posibilidad de aumentar las diferencias, pero falló en su lanzamiento. Quien si estuvo acertado fue Ivan Rakitic (minuto 44), que se apuntó un golazo. Se quedó el balón suelto cerca del área, algo escorado al lado derecho, y llegó el croata para soltar un latigazo tremendo que se coló por el palo largo de Jesús. Con ese resultado se cerró un primer episodio movido y cambiante en cuanto a situaciones se refiere.

http://www.dailymotion.com/video/x26dtnh_levante-0-5-barcelona-all-goals-21-09-2014_sport

La etapa complementario inició como terminó la primera: con gol del cuadro culé. Esta vez el autor fue Sandro Ramírez (minuto 57), quien acaba de ingresar en lugar de un lesionado Neymar. Balón al espacio de Busquets para Messi, que cedió con el exterior de su pie para dejar solo a Sandro, que batió con tiro raso a Jesús.

No se conformaron los catalanes y eso le permitió Pedro Rodríguez (minuto 64), convertir todo en goleada. Gran llegada de Jordi Alba por banda izquierda, tiró la pared con Sandro, que devolvió de tacón, Alba encaró a Jesús y cedió atrás para que Pedro marcara a puerta vacía, prácticamente desde el piso.

Faltaba uno más para cerrar la gran noche azulgrana y así lo entendió Lionel Messi (minuto 77), que se apuntó un golazo. Menudo regalo de Jesús. Sacó en corto directamente a las botas de Messi, que amagó sobre el portero y picó la pelota para firmar la manita. Merecida anotación del argentino que una vez más fue la figura de su equipo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!