A partir de la próxima temporada, los cabezas de serie serán el vigente campeón y los ganadores de las siete ligas de los países mejor clasificados en el ranking de la UEFA.

Aunque en Colombia se definieron los octavos de final de la Copa Postobón y en América la tercera ronda de la Copa Sudamericana, la competición protagonista de estos últimos días en el fútbol mundial ha sido la Champions League, torneo que sigue demostrando porqué es el más importante de todos.

Gran parte de su popularidad en la prensa y entre los aficionados ha sido obviamente por la disputa de la primera jornada de la fase de grupos. Pero, de lo que más se ha polemizado en las redes sociales es de las modificaciones que tendrá el sistema de juego y el sorteo de los grupos a partir del siguiente curso. Apenas está comenzando esta versión y ya todos están hablando de la próxima edición.

La información se ha hecho publica por cuenta de los reconocidos diarios ‘La Gazzetta dello Sport’ y ‘Mundo Deportivo’. Aclarando que dichas novedades tendrán que ser aprobadas y oficializadas por la UEFA, en los citados medios se revelan los detalles del nuevo sistema que se comenzará a implementar a partir de la próxima versión del certamen.

A partir de entonces, los ocho primeros cabezas de serie de la competición en el sorteo de la fase de grupos no se decidirán por los coeficientes de los equipos. Serán el vigente campeón y los ganadores de las siete ligas de los países mejor clasificados en el ranking de la UEFA (ocho si el campeón de Europa también lo es de su país).

El objetivo de esta novedosa reforma pasa por tratar de igualar en lo posible una competición en la que los primeros cabezas de serie casi siempre son los mismos (Real Madrid, Barcelona, Bayern, Manchester United, Arsenal, Chelsea…) y apenas se alternan entre sí en el orden. Para configurar el resto de bombos del sorteo, la UEFA sí tendrá en cuenta entonces el coeficiente de cada uno de los equipos.

La entrada en vigor de este nuevo criterio coincidirá con el inicio del nuevo trienio de la competición más importante del mundo a nivel de clubes (2015-2018). En este punto conviene recordar que en mayo de 2013 la UEFA aprobó que, a partir de la temporada 2015-16, el campeón de la Europa League se ganará el derecho a participar en la siguiente edición de la Champions League y si el equipo en cuestión (o el campeón de la Champions) no finalizan entre los cuatro primeros de su Liga, el país al que representa podría contar hasta con cinco representantes en la competición.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!