El habilidoso delantero alcanzó el centenar de anotaciones con el bávaro durante el arranque de una nueva edición de la Copa de Alemania.

Hay jugadores que nacen con estrella y otros estrellados. Ejemplos de los segundos hay millones en el planeta fútbol. En cambio un caso representativo de los primeros es el del alemán Thomas Müller, que con apenas 24 años goza de un palmarés envidiable para muchos e inalcanzable para otros.

Con casi 10 años de carrera por delante, el atacante germano ya ha conquistado los títulos más importantes de este deporte: Champions League y Copa del Mundo. Ser el hombre referente en el ataque de Alemania y Bayern Múnich le han permitido levantar los trofeos más preciados. Pero no todos sus logros están ligados al juego en equipo, sus estadísticas individuales también lo dejan bien parado en la lista de los mejores.

Por ejemplo, este fin de semana completó 100 goles al servicio del conjunto bávaro durante la goleada (4-1) ante el modesto Preussen Munster, en partido de la primera ronda de la Copa de Alemania. Müller recibió el esférico dentro del área, tras una buena jugada colectiva de los dirigidos por Guardiola, y no dio opción al portero: disparo potente y un gol más en su envidiable currículum.

El habilidoso delantero alcanzó el centenar de anotaciones con el bávaro durante el arranque de una nueva edición de la Copa de Alemania. Hay jugadores que nacen con estrella y otros estrellados. Ejemplos de los segundos hay millones en el planeta fútbol. En cambio un caso representativo de los prim

Desde que debutara en agosto de 2008 con el Bayern, Thomas Müller no ha dejado de marcar. 58 goles en Liga, 19 en Copa, 21 en Champions y 2 en la Supercopa alemana adornan la trayectoria de un futbolista que tiene un palmarés cargado de títulos: 3 Bundesligas, 3 Copas, una Supercopa alemana, una Champions… sin olvidar los que ha conseguido con su selección.

Sus éxitos precoces y su oportunismo también se han trasladado a sus presencias internacionales. Con la Mannschaft ha jugado dos Mundiales y ha anotado 10 goles. Como si fuera poco, en la Copa de Sudáfrica 2010 se llevó el Botín de goleador. Su compatriota, Miroslav Klose, máximo anotador de la historia de la Copa del Mundo, ya siente el aliento de un Müller que no tiene todavía techo y que apenas tiene 24 años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!