Varios de los mejores jugadores del mundo, que forman parte de este fantasioso plantel, se enfrentan al combinado de extraterrestres durante un llamativo comercial.

El fútbol es el deporte rey, el que más masas mueve en el mundo, por eso se ha convertido en el epicentro de las campañas sociales y publicitarias más importantes de la historia, entre ellas esta que está realizando ‘Samsung’ y que ha generado una gran expectativa entre los fanáticos del balompié.

La reconocida empresa electrónica logró hacer lo que quizá ni siquiera el hombre más multimillonario del mundo es capaz de lograr: poner a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, además de otras estrellas del fútbol mundial, en un mismo equipo, al que ha llamado: «Galaxy 11».

El objetivo de Samsung era reunir a los mejores jugadores de fútbol para formar el equipo ideal que nos «defienda» de un ataque alienígena. Franz Beckenbauer, leyenda de este deporte, es el director técnico de la plantilla con la que sueña cualquier entrenador del mundo.

El primer trabajo del estratega alemán fue reclutar a los integrantes del Galaxy 11. Después de varios días de seguimiento confirmó así a Lionel Messi (capitán), Cristiano Ronaldo, Landon Donovan, Wayne Rooney, Iker Casillas, Falcao García, Mario Götze, Aleksandr Kerzhakov, Victor Moses, Lee Chung-Yong, Stephan El Shaarawy, Wu Lei y Oscar dos Santos.

Una vez cumplida esta misión, Beckenbauer tuvo que diseñar un entrenamiento para estos futbolistas que estuvo protagonizado por las maquinas. Una vez preparados, los guerreros se han vuelto a poner sus trajes para por fin disputar el esperado partido ante los extraterrestres, que ha sido retransmitido a través de dos entretenidos comerciales.

En el anterior nuncio se recreaba la primera parte de este compromiso que perdían los Galaxy 11 por 3-1. Un golazo de Messi es lo único destacado que habían podido realizar los dirigidos por Beckenbauer finalizado el primer tiempo.

En esta parte final cotejo, nuestros «héroes» reaccionaron y gracias a las anotaciones de Falcao, Rooney y Cristiano, sin dejar de mencionar las determinantes atajadas de Casillas, consiguieron darle vuelta al marcador, derrotar finalmente (4-3) a los destruidos extraterrestres y salvar al planeta de una amenazante destrucción. La historia termina con una imagen de Messi y Cristiano viejos, viendo como 50 años después aparecía una nueva nave alienigena.

130Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!