Un desgarro en el cuadríceps de la pierna derecha saca de las canchas durante un par de meses al extremo argentino, héroe en los octavos de final.

Bastante caro ha pagado la selección de Argentina su histórica clasificación a Cuartos de Final del Mundial Brasil 2014 ante Bélgica. Más allá de la alegría que ha generado el importante triunfo ante los europeos, en la concentración hay tristeza por la lesión de uno de sus jugadores más representativos.

Obviamente se trata de Ángel Di María, autor del milagroso gol ante Suiza, quien no pudo terminar el compromiso ante Bélgica por culpa de una molestia muscular que en el momento le impidió culminar un contragolpe gaucho. Transcurría el minuto 38 cuando el extremo del Real Madrid tuvo que ser atendido por los médicos de la albiceleste.

El ex-Benfica abandonó el terreno de juego con sus propios medios y parecía que el ingreso de Enzo Pérez era solamente por prevenir algo peor. Sin embargo, horas después del encuentro se le realizaron las respectivas pruebas médicas y se confirmó lo que hasta ahora nadie pensaba: desgarro en el cuadríceps de la pierna derecha. Una lesión que lo mantendrá por lo menos entre uno dos meses fuera de actividad.

Así las cosas, el partido ante Bélgica fue el último que disputó Di María en esta Copa del Mundo. Considerando los tiempos de recuperación y el calendario de la competición, ‘El Fideo’ se perderá las semifinales y una hipotética final, sino, al menos la disputa por el tercer lugar. Esta baja se suma a la de Sergio Agüero, quien durante el encuentro con Nigeria terminó fuera por problemas musculares.

5Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!