Continuidad al proceso, cambios drásticos en el estilo de juego y la incorporación de una nueva filosofía, algunas de las cosas que la convirtieron en campeona del mundo.

Con su conquista en Brasil 2014 la selección de Alemania completó cuatro títulos Mundiales. Ahora es, junto a Italia (4) y Brasil (5), uno de los países que más Copas del Mundo ha conquistado. Habían pasado 24 años desde su última conquista y por eso resulta interesante analizar cuáles fueron esos factores que le permitieron volver a colocarse en el trono del balompié global.

Quizá muchas sean las cosas que hayan influenciado, sin embargo, yo he seleccionado unas claves que a mi parecer fueron fundamentales para que los teutones por fin revalidaran su rotulo de favoritos en la Copa de Copas. A continuación las comparto contigo para ver si coincidimos o no.

– Cambio en el estilo de juego
Atrás quedaron los tiempos en los que Alemania jugaba con un tanque arriba y su juego era vertical. Con la llegada de Klinsmann y Löw, la selección germana optó por otro tipo de juego. Alemania pasó a ser una selección que buscaba el protagonismo en los partidos a través de la posesión y el pase. Pasó de ser una selección que arrollaba al rival a ser un combinado creativo. Cambió el tambor por los violines. En Brasil ha recogido la gran cosecha.

alemania campeón del mundial brasil 2014

– Continuidad a un proceso largo
Löw lleva en la selección alemana desde el año 2004, cuando llegó para ser ayudante de Jurgen Klinsmann. Desde entonces, Alemania siempre ha llegado al menos a semifinales en todos los grandes campeonatos (semifinales en el Mundial de 2006, final perdida en la Euro 2008, semifinales en el Mundial de 2010, semifinales en la Euro 2012 y victoria en 2014). El proyecto era a largo plazo y la paciencia ha dado la razón a Alemania

– Fortaleza mental de sus jugadores
Aunque dicen que uno se cansa hasta de ganar, los alemanes no creen en eso. La ‘Mannschaft’ ha seguido una misma línea de juego y los resultados lo han refrendado. Hasta ahora no había logrado un título, pero se ha mantenido siempre en la pomada y finalmente ha logrado el mejor de los triunfos, gracias a la fortaleza mental de un grupo que no se creyó más que nadie, ni menos que ninguno.

– Nueva filosofía dentro del plantel
Los Bierhoff y Jancker han dado paso a los Götze, Özil y Muller, atacantes que destacan por su astucia y no por su poderío. Alemania es tan competitiva como siempre y más atractiva. Ya lo dijo su seleccionador: es el fruto del trabajo y la paciencia. Y tienen cuerda para rato. Lo mejor de todo es que durante Brasil 2014 la selección de Alemania ha dejado un nuevo lema a su fútbol: «juegan como siempre y ganan como nunca».

9Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!