El equipo colombiano está disgustado con la entidad colombiana por el calendario establecido para disputar las semifinales de la Liga Postobon.

Atlético Nacional sigue siendo el equipo que más da de que hablar en el fútbol colombiano. Tras ganarlo todo el año pasado, en este 2014 sigue brillando en el torneo local y en la Copa Libertadores, donde disputará las semifinales y los cuartos de final, respectivamente.

Pero el cuadro verdolaga no sólo es noticia por su buen rendimiento deportivo, sino que también por una justa polémica que ha generado en las últimas horas. Una vez la Dimayor anunció las fechas para los partidos de ida de las semifinales, Juan Carlos De La Cuesta, presidente del club antioqueño, anunció su inconformidad con el calendario.

«La administración de la DIMAYOR podrá aplazar o adelantar la programación de un partido en casos excepcionales relacionados con la atención de compromisos internacionales de carácter oficial siempre que la fecha en la cual se deba realizar el partido cuya programación se modifica no altere la integridad de la competencia y se asegure un descanso mínimo de 3 noches a los clubes para el partido aplazados y para el siguiente partido oficial de la Liga Postobón 2014″, dijo el mandatario verdolaga, citando el artículo 70 del código de la Dimayor.

La «pelea» entre Atlético Nacional y la Dimayor tiene que ver exactamente con que el cuadro verde se opone a jugar el próximo miércoles en Bogotá ante Santa Fe, porque al día siguiente tiene que enfrentar a Defensor Sporting por Copa Libertadores en Medellín.

Al respecto, el presidente de la Dimayor, Ramon Jessurum, descartó de tajo dichas posibilidades y aseguró que hasta el momento se le colaboró al Nacional y que sus directivos sabían que en esta ocasión era imposible hacer cambios en el cronograma.

«Los ayudamos en todo, simplemente en esta ocasión no podemos hacerlo, ellos no van a dejar de asistir al partido contra Santa Fe porque las consecuencias serian fatales y seguramente los directivos de Nacional no dejarían que pasara eso», señaló.

Personalmente creo que estas diferencias entre Nacional y la Dimayor son una muestra más de por qué hace mucho rato nuestro país tiene un campeón internacional. Parece insólito que para el ente colombiano sea más importante los ingresos que pueda generar con la realización de un partido, en lugar del reconocimiento deportivo que podría alcanzar con el aplazamiento del mismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!