El conjunto ciudadano alcanzó su segundo título de fútbol inglés de manera consecutiva, algo que no conseguía desde hace mucho años.

Ante la presencia de los más de 60.000 aficionados que se dieron cita en el Etihad Stadium, Manchester City se proclamó campeón de la Premier League 2013-2014 tras derrotar (2-0) al West Ham United, en la jornada 38 de la liga inglesa que se disputó de manera simultanea.

Luego de la eliminación en Champions a manos del Barcelona, los dirigidos por Manuel Pellegrini enderezaron su camino en el torneo local y consiguieron remontar posiciones en las últimas jornadas hasta llegar a la punta. Al final se quedaron con 86 puntos en lo más alto de las posiciones, seguidos por Liverpool (84) y Chelsea (79), que en algún momento también tuvieron en su poder el título.

Aunque los locales salieron decididos a buscar el resultado, hubo que esperar hasta que apareció Samir Nasri (minuto 39′), para ponerse en ventaja. Toque corto entre Yaya Touré y el volante francés. Al final el ex-Arsenal alargó el balón para distraer a los defensores, sacó un potente remate a ras de piso y dejó sin reacción al arquero visitante.

En la segunda parte se ampliaron las diferencias por intermedio del belga Vincent Kompany (minuto 49′), que se ratificó como uno de los defensas más goleadores en Inglaterra. El centro de tiro de esquina cayó en el centro del área. Dzeko la bajó entre dos rivales y dejó la pelota servida para que el imponente defensor rematara derecha. Así inició la fiesta en las gradas del estadio.

El resto del compromiso resultó ser de mero trámite. Manchester City, montado en el control absoluto, intentó por todas las vías marcar un tanto más que finalmente no influyó en el resultado final. Así, los ciudadanos festejaron este nuevo título de Premier League en una temporada atípica donde muchos ya le habían dado por perdido.

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!