El habilidoso delantero estadounidense, que no fue convocado para el Mundial, llegó a 136 anotaciones en la principal competición del balompié norteamericano.

Ni Falcao, ni Cristiano, ni Messi y mucho menos Neymar. El personaje de los últimos días en el mundo del fútbol es Landon Donovan. En una semana el experimentado futbolista de Los Angeles Galaxy ha sido protagonistas de dos noticias históricas.

La primera de ellas tuvo que ver con su exclusión de la lista de convocados por Estados Unidos para el Mundial Brasil 2014. Por primera vez en su carrera profesional no ha sido tenido en cuenta para representar al país norteamericano en la Copa del Mundo, torneo donde siempre ha sido referenciado como el mejor de esta selección.

La polémica decisión del entrenador Jurgen Klinsmann dividió al país en dos y obviamente tuvo respuesta del propio jugador. Donovan consideró públicamente que aún se encuentra en forma para luchar por su país y así lo supo demostrar durante la reciente goleada de su equipo (4-1) ante Philadelphia Union, que es precisamente el escenario de donde se deriva la segunda gran noticia.

Tras marcar dos goles durante el mencionado compromiso, el atacante californiano se convirtió en el máximo goleador histórico de la Major League Soccer (MLS). En total han sido 136 los gritos de gol que ha metido este referente del balompié norteamericano durante su competencia en el país.

El primer gol de Landon Donovan le sirvió para batir el récord de Jeff Cunningham de 134 goles marcados en la liga norteamericana. Luego volvió a marcar, sentenciando la anotación 136 de su carrera en la MLS. Un minuto después de conseguir esta importante marca salió ovacionado por la afición en el estadio StubHub Center en Carson, California.

https://www.youtube.com/watch?v=Bw-krYj34No

En el vídeo se puede apreciar que Donovan estaba visiblemente emocionado cuando metió el histórico tanto y fue abrazado por todos sus compañeros y miembros del cuerpo técnico. En una semana donde fue informado por Klinsmann de que no entra en los planes mundialistas, el máximo anotador en la historia de la selección estadounidense respondió de una impecable manera con su mejor partido de la temporada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!