El conjunto colchonero conquistó su décimo campeonato ibérico tras 18 años de sequía, en los que reinaron catalanes y merengues.

Ante la decepción de los más de 60.000 aficionados que se dieron cita en el Camp Nou, Atlético de Madrid se proclamó campeón de la Liga Española 2013-2014 tras igualar a unos (1-1) ante Barcelona, en el partido final de la temporada.

Con este empate, los dirigidos por Diego Simeone se adjudicaron la primera posición de la tabla con 90 puntos, seguidos por los hombres de Martino (87) y Real Madrid (87), que finalmente pierde la posición por los duelos directos ante los azulgranas.

El encuentro no comenzó de la mejor para manera para un equipo colchonero que antes de la primera media hora sufrió las lesiones de Diego Costa y Arda Turán, quienes dejaron su lugar en el campo a Adrián López y Raúl García, respectivamente. Rápidamente Simeone tuvo que reestructurar su planteamiento ante estas situaciones que tiene el fútbol y que nadie entiende.

Aprovecharon los locales todas esas cosas para ponerse en ventaja por intermedio de Alexis Sánchez (minuto 33′), que se apuntó un tremendo golazo. Cesc metió un pase interior, Messi controló de espaldas, dejó con el pecho para Alexis y el chileno, en una posición en la que parecía imposible marcar soltó un latigazo increíble, que entró por la escuadra de Courtois. Imposible para el belga y para cualquier portero.

Así se cerró un primer episodio movido y desarrollado bajo el marco de lo esperado en la previa. Los catalanes controlaron las acciones del juego con la posesión del esférico, mientras que los rojiblancos utilizaron la presión colectiva y la pelota quieta como sus principales argumentos.

Goles Barcelona vs Atlético de Madrid

En la etapa complementaria salió mucho más decidido el cuadro visitante y eso le permitió igualar las acciones gracias a Diego Godín (49′ minutos), tras un centro de tiro de esquina. Rosca perfecta de Gabi al segundo palo donde Godín se impuso con un cabezazo. Desconcierto de la defensa culé que nada pudo hacer para evitar el tanto que le daba el título parcial a los colchoneros.

Tras el empate incrementó el orden defensivo visitante y eso provocó que no hubiera más anotaciones en el juego. Al final valió mucho más la entrega y pasión del Atlético de Madrid, que el talento y la posesión de un Barcelona que terminó chiflado por su gente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!