Españoles e ingleses no se hicieron mayor daño en el primer round de esta batalla táctica que se definirá la próxima semana en la vuelta.

Pese a contar con el caluroso apoyo de sus aficionados, Atlético de Madrid no pudo hacer valer su condición de local y terminó igualando a cero goles (0-0) ante Chelsea, en el partido de ida de esta llave semifinal de la Champions League, disputado en el Vicente Calderón.

La primera acción importante del compromiso tuvo lugar a loas 17′ minutos cuando se en un tiro de esquina de los locales se lesionó Petr Cech. Koke tiró la pelota con destino de arco, despejó Cech, se colgó del larguero y cayó muy mal tras tropezar con Villa. De inmediato se dolió del codo el portero checo que tuvo que dejar su lugar en el campo al australiano Mark Schwarzer.

Con la igualdad a ceros se cerró un primer tiempo que estuvo a la altura de lo esperado en la previa. Los hombres del Atlético de Madrid tomaron la iniciativa del juego, tuvieron mayor tiempo el balón y buscaron en la pelota quieta sus mejores opciones. Al frente un equipo inglés ultra-defensivo que espero en su campo, arriesgó poco y buscó a través del juego largo generas ocasiones de peligro en la zona rival.

El episodio complementario inició de la misma que el primero: con un lesionado para Chelsea. Esta vez fue el experimentado Jhon Terry quien tuvo que abandonar el terreno de juego tras ser pisado por Diego costa. El central inglés fue sustituido por André Schürrle, figura de la fase anterior, que tomó la batuta en el centro del campo.

Al final hubo máxima igualdad entre los equipos de José Mourinho y Diego Simeone, dos de los mejores técnicos del mundo, que se jugaron un partido aparte desde la pizarra. Ambos fueron fieles a sus planteamientos y regalaron un espectáculo con más táctica que fútbol, pero finalmente entretenido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!