Los dirigidos por Manuel Pellegrini consiguieron un valioso título que lo manda motivados al partido de vuelta ante el Barcelona, en los octavos de la Champions.

Manchester City se proclamó campeón de la Capital One Cup, más conocida como la Copa Inglesa, tras derrotar en la final (3-1) al Sunderland, en un entretenido compromiso disputado en el mítico estadio de Wembley y que dividió en dos la jornada de la Premier.

Rápida y sorpresivamente fue el Sunderland el que se puso en ventaja gracias a un gol de Fabio Borini (10′ minutos), que ratificó el poderío que tiene este equipo en los contragolpes. El balón desde propio campo de Johnson al delantero, que se metió entre Kompany y Demichelis, mediéndose al primero en el área y cruzando el balón perfeeeecto ante el achique del arquero.

Hubo que esperar hasta las primeras acciones del segundo tiempo para que ‘los ciudadanos’ reaccionaron y para que Yaya Touré (minuto 54′), sacara su magia para poner igualar nuevamente las cargas en el marcador. Tocaron y tocaron de manera horizontal, hasta que la pegó el todocampista marfileño desde la frontal, con una parábola imposible, a la escuadra de Mannone.

Tras el empate todo fue más sencillo para el City y eso se vio evidenciado en el tanto de Samir Nasri (minuto 56′), que le dio vuelta al partido. Ataque rápido que inició Agüero, tocó para Kolarov, que cedió atrás y, tras el toque del defensor, le quedó la pelota franca a al francés, que la coló dentro con un toque bellísimo y letal con el exterior de su pie derecho.

Faltaba uno más para poner cifras concretas al marcador y así lo entendió Jesús Navas (minuto 90′), que ratificó el título para el Manchester City. Atacaba el Sunderland, roboó Demichelis y el nuevamente el contragolpe de ‘los celestes’ fue letal. Touré se hizo cargo de la pelota, carreteó varios metros, abrió perfecto para Navas y el extremo español convirtió con un potente remate a ras de piso.

9Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!