El ex-futbolista holandés no ve con buenos ojos que un jugador tan joven cobre mucho más de lo que ganan otros con más experiencia y aporte.

Pese a que ya ha pasado un buen tiempo desde que se desvinculo del Barcelona, Johan Cruyff jamás ha dejado de estar pendiente del conjunto azulgrana y de lo que sucede diariamente con el que fuera su equipo, el mismo que le permitió llegar a ser considerado uno de los mejores futbolistas del mundo.

El holandés estuvo dirigiendo en las últimas horas un partido benéfico organizado por la ‘Fundación Laureus’ en Kuala Lumpur, y desde allí compareció ante los medios en una rueda de prensa que ha dejado unas cuantas frases por analizar. El ahora estratega habló del Barça y la supuesta crisis que viven esta temporada.

En primera instancia, el ex-centrocampista habló del reciente choque entre los azulgranas y el Real Madrid, reconociendo que aunque no vio el partido «Confiaba en el Barcelona, no tengo dudas de su calidad, si logra imponer su fútbol sabemos que siempre va a marcar goles».

Luego, coincidió con todo el mundo en que «empieza una nueva Liga a partir de ahora. Los tres equipos empiezan de cero y cada semana será una final. Ahora no se pueden tener fallos, porque cualquier error se convierte en un grave paso atrás».

No entiende muy bien las críticas que venía recibiendo Martino antes del partido del Bernabéu: «Todo el mundo tiene una opinión que varía si se gana o si se pierde. Pero los resultados siempre vienen de la convivencia, no hay otra. Y ahí hay un problema, lógicamente, con lo que ha creado el Barcelona».

Tras dejar esa frase suelta en el aire caluroso y espeso de la capital de Malasia, el propio Cruyff se aprestó a explicarse: «El problema es que han fichado a un jugador de 21 años que cobra más que el resto, que cobra más que jugadores que lo han ganado todo. Con 21 años lo que tiene que hacer es aprender, tiene tiempo por delante para ello. No hay nadie con 21 años que sea un Dios, eso no existe».

Parecía evidente que Cruyff, gran factótum de lo que se conoce como ‘entorno’ alrededor del Camp Nou, y generador de numerosas opiniones en torno al Barça, llevaba claro el mensaje que quería lanzar. Entonces, ¿para usted es un problema? Se le insistió: «No, no, para mí no es un problema, es un problema para el Barça. Eso crea una situación conflictiva que es difícil de controlar», concluyó el holandés.

9Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!