Su segundo heredero, Luca, fue llamado a la categoría sub-16; mientras que el mayor, Enzo, formará parte del combinado sub-19.

«Hijo de tigre, sale pintado»… esa es la frase de moda por estos días en Francia. Los seleccionadores de las categorías inferiores siguen fielmente dicho pensamiento y por eso le han comenzado a apostar con bastante expectativa a los hijos de uno de sus mejores jugadores de la historia.

Les hablo de Zinedine Zidane y de dos de sus descendientes que comenzarán a formar parte del proceso nacional. Con este primer llamado los herederos de la sangre de «Harry Potter», como se le apodó algún día al ahora segundo entrenador del Real Madrid, comienzan a seguir los pasos de su papá en el combinado francés.

El primero de los hijos de Zidane que recibió el llamado a la selección fue el habilidoso Enzo, milita como centrocampista en el Real Madrid, que se concentrará dentro de unos días con el seleccionado sub-19 de su país. El descendiente mayor de Zinedine tiene 18 años y ya es considerado una de las futuras promesas del fútbol mundial.

Luego fue el turno de Luca, quien apenas tiene 15 años, que se concentrará a finales de este mes con el proceso galo sub-16. La convocatoria llega pocas horas después de que el arquero participara en un entrenamiento con la primera plantilla del Real Madrid, tras la victoria del equipo blanco contra el Málaga del pasado sábado (0-1).

El llamamiento de Enzo a la selección a principios de mes provocó un gran revuelo mediático en Francia, ya que el joven futbolista milita en un puesto similar al de su padre, lo que atrajo a numerosos medios de comunicación al castillo de Clairefontaine, donde se entrena la selección francesa, a las afueras de París.

Tanto Enzo como Luca, pero también Theo, de 11 años, y Elyaz, de 9, y que también juegan en la cantera del Real Madrid, pueden optar por ser internacionales con Francia, el país en el que lo fue su padre, o España, donde residen y de donde es su madre.

23Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!