El delantero portugués volvió a jugar en su casa y lo hizo con gol abordo, luego de cumplir con una suspensión de tres partidos.

La jornada 27 de la Liga Española, disputada este fin de semana, dejó un sinnúmero de cosas por analizar. Barcelona volvió a perder y dio ventaja en la lucha por el liderato. Atlético de Madrid se reencontró con su juego y retomó el camino del triunfo. Real Madrid siguió imparable y se trepó en solitario a lo más alto de las posiciones.

Cada vez es más superlativo el rendimiento del conjunto merengue que sigue firme en su proyección al título. En esta fecha la víctima fue Levante, que salió goleado del Santiago Bernabéu en un partido que sirvió también para vivir el regreso de Cristiano Ronaldo a la casa blanca.

Tuvieron que pasar Treinta y dos días antes de que el atacante portugués volviera a pisar el césped del estadio merengue. Los aficionados esperaron ansiosos este domingo para verle nuevamente y él cumplió con las expectativas ofreciendo una gran actuación y marcando uno de los tres goles con los que el equipo ganó.

El luso, que había recibido una sanción de tres partidos en Liga por una acción con el jugador del Athletic de Bilbao Ander Iturraspe, disputó su último duelo en casa con motivo de la ida de semifinales de la Copa del Rey contra el Atlético de Madrid.

En su esperado retorno, Cristiano respondió a las expectativas creadas en torno a su figura. Conectó un tremendo cabezazo pegado al palo un saque de esquina ejecutado por el argentino Ángel Di María para poner en ventaja inicial a los locales.

El tanto fue especial pues con él completaba 24 dianas en el torneo y entraba en el grupo de los jugadores que han marcado en cien partidos de Liga BBVA. El luso incrementaba además su cifra de anotaciones ante el Levante. Entre Liga y Copa, ya son diez en nueve duelos contra los granotas, que fueron su primer víctima tras el regreso a casa.

5Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!