Sólo uno, Atlético Mineiro, de los últimos 16 equipos que se han alzado con el título continental se encuentran disputando la actual edición.

Esta semana se inició en diferentes países del continente americano una nueva fase de grupos de la Copa Libertadores, el torneo de clubes más atractivo de esta zona del mundo y con el cual todos los equipos sueñan poder jugar.

Desde el pasado martes y hasta este jueves se ha venido desarrollando la primera jornada, cosa que ha permitido sacar las primeras conclusiones con respecto a lo que viene siendo esta 55ª edición del certamen que equivale a la Champions League de Europa.

Más allá de los resultados que se han venido dando y de las estadísticas que poco a poco se van labrando, el dato más llamativo que hasta ahora ha arrojado la actual versión de la competición es que estamos presenciando una de las Copa Libertadores con menos campeones de toda la historia.

El fútbol sudamericano vive un periodo de transición generacional y eso podría explicar el porqué no están 15 de los 16 últimos ganadores. Solo el Atlético Mineiro de Brasil, campeón en 2013, se salva de esta particularidad.

Así, faltan en esta cita Corinthians (vencedor en 2012), Santos (2011), Inter de Porto Alegre (2010 y 2006), Estudiantes (2009), LDU Quito (2008), Boca (2003, 2001 y 2000), Sao Paulo (2005), Once Caldas (2004), Olimpia (2002), Palmeiras (1999) y Vasco da Gama (1998).

Además de todos esos campeones que no estarán, otros ilustres como River Plate, Fluminense e Independiente, que ostenta el título de Rey de Copas gracias a sus siete entorchados, tampoco estarán representando a sus respectivos países.

Con varios de los «grandes» de Sudamérica fuera del torneo, el citado Atlético Mineiro, Cruzeiro, Flamengo, Gremio, Botafogo y Atlético Paranaense tratarán de prolongar el dominio que ostentan los clubes brasileños desde 2010, en esta Copa Bridgestone Libertadores que con el pasar de los partidos se irán poniendo más buena.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!