El futbolista francés consideró que ampliar el plazo para elegir al ganador fue una acto vergonzoso por parte de una entidad mundial como la FIFA.

Tras ser reconocido como el mejor jugador del año en la Bundesliga, Franck Ribéry concedió una entrevista al reconocido diario deportivo ‘SportBild’ en la que tocó varios temas relacionados con los premios a los que fue nominado durante este 2013.

El habilidoso volante del Bayern Múnich analizó su rendimiento durante lo que va de temporada y no se mostró extrañado de que la gente haya hablado tanto de él en los últimos meses. También valoró el valor agregado que le ha dado a su nivel el desplegar colectivo de su club.

Además de ser galardonado como el mejor de la liga alemana y el mejor francés, Ribéry es uno de los tres finalistas del Balón de Oro, junto a los favoritos Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Precisamente sobre este trofeo que entrega la FIFA el centrocampista galo realizó algunas criticas relacionadas con las votaciones y un hecho inusual que sucedió en esta edición.

«No estuvo para nada bien visto que se ampliara el plazo de las votaciones. Es la primera vez que ocurre. Es una vergüenza y una desventaja pero no tengo miedo. Estoy tranquilo», criticó el francés.

Luego, aseguró que le da igual si Cristiano va o no a la gala del Balón: «No he hablado con Cristiano ni siquiera con otros compañeros sobre él ¿Por qué tendría que hacerlo? No me importa si viene o no. Para mí es un honor estar entre los tres elegidos y por eso es normal que acuda la gala».

Por último, Ribéry no dudó en compararse con Messi: «Pep ha hablado mucho conmigo sobre Messi y su juego. Él me da toda la libertad para hacer lo que quiera. Me deja ir al centro, a la izquierda, a la derecha. Pep me dice: ‘Es importante que usted tenga el balón’. Arrancando desde el perfil me parezco a Messi y, seguramente, Pep quería que yo alguna vez hubiera fichado por el Barça pero por suerte para el Bayern no se hizo ese traspaso».

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!