El estratega risaraldense implementó un novedoso sistema de juego que le devolvió a Nacional el prestigio local y el reconocimiento internacional.

Atlético Nacional se proclamó campeón de la segunda Liga Postobón del 2013, llegó a 13 estrellas y pasó a la historia del fútbol colombiano como el primer equipo que consigue ganar las tres competiciones (2 Ligas y 1 Copa) que habitualmente se disputan en el año.

Detrás de ese registro histórico hay muchos factores por analizar y que de ahora en adelante deberán considerar los equipos del balompié cafetero. Uno de ellos es la influencia que tuvo Juan Carlos Osorio, uno de los técnicos más ganadores del fútbol colombiano, que levantó su quinto título con el conjunto antioqueño.

Criticado al inicio y alabado al final, Osorio fue protagonistas de uno de los mejores momentos momentos de Atlético Nacional en toda su historia gracias al “sistema de las rotaciones” que revolucionó la manera de dirigir en nuestro país.

De los cinco trofeos que ha levantado Osorio con Nacional, dos han sido de la Liga Postobon y ahora son tres sus títulos como entrenador en Colombia (el primero había sido en 2010 con Once Caldas). Como si fuera poco, se convirtió en el estratega número 14 en ganar por partida doble en nuestro rentado.

Su especial método de trabajo lo aprendió durante los cinco años en los que fue asistente técnico del Manchester City, entre 2001 y 2005, por recomendación del técnico inglés Kevin Keegan. Su paso por el fútbol inglés le sirvió también para el posgrado que hizo en ciencias del fútbol en la Universidad de Liverpool, donde fue uno de los más destacados.

Otra de las cosas que ha diferenciado a Juan Carlos Osorio de los demás técnicos que han dirigido en el fútbol cafetero son los famosos ‘papelitos’ que utilizó José Mourinho durante sus inicios y que hasta han sido tema de inspiración para la nueva canción de Atlético Nacional, que ha sido compuesta como homenaje para uno de los mejores entrenadores colombianos del momento.

Juan Carlos Osorio

Además, sus números son extraordinarios. Nacional derrotó 2-0 al Deportivo Cali y cerró con broche de oro un año de ensueño, con 103 puntos, 84 goles a favor y 46 en contra.

El primer título de Osorio con el Nacional lo consiguió en 2012, fue la Superliga, que enfrenta a los campeones de los torneos Apertura y Finalización, a expensas del Atlético Junior.

Meses después se adjudicó la primera Copa Colombia, que le valió un cupo a la Copa Sudamericana de este año, en la que fue eliminado por el Sao Paulo en cuartos de final.

Luego alzó el del Torneo Apertura de este año, en el que se impuso al Independiente Santa Fe. Sumó así su duodécima estrella. Además, aseguró una plaza en la Copa Libertadores del 2014.

Con tres títulos para Atlético Nacional, un trabajo serio y disciplinado, Osorio siguió anotando en la libreta que le acompaña lo bueno y lo malo de cada partido para luego corregir los errores. Esta táctica lo llevó a alcanzar su cuarto título, una vez más en una Copa Colombia, pero de 2013, esta vez a costa de Millonarios. Con esto aseguró cupo en la Copa Sudamericana del 2014.

Bien se dice que, “el fútbol es un deporte que te constante y rápidamente revancha”, prueba de ello es lo que ha sucedido este semestre con un Juan Carlos Osorio que se formó en Inglaterra y que ha implementado ciertas cosas del fútbol europeo en los equipos colombianos que ha dirigido, revolucionando la manera de dirigir un equipo para que sea exitoso en nuestro país.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!