El otro lo había conseguido el recordado Gary Lineker al servicio del Barcelona, en un super clásico y hace más de 25 años.

Después de haber sabido llevar el peso de los 91 millones de euros que costó su pase, de ponerse en forma tras no haber realizado pretemporada y de superar las criticas recibidas durante sus primeras apariciones, Gareth Bale ha comenzado a demostrar con el Real Madrid porqué es considerado uno de los mejores jugadores del mundo.

El galés no sólo ha hecho marcando sus primeros goles o dando sus primeras asistencias, lo está logrando a través de los primeros registros históricos que está imponiendo en el conjunto merengue y en la Liga Española, donde ya hizo historia con su más reciente actuación.

Fue la realizada el pasado fin de semana durante la goleada del Real Madrid (4-0) sobre el Valladolid. Gareth Bale aprovechó la ausencia por lesión de Cristiano Ronaldo para brillar como referente del equipo blanco. Marcó tres goles y puso otro para que Benzema aumentara su cifra de goles en la temporada. La noche perfecta. Además, se llevó su primera pelota española a casa.

No fue todo. El ex-Tottenham cortó así una larga racha de 26 años, 10 meses y un día —una auténtica condena— que pasaron antes de que un jugador británico volviera a firmar un hat-trick en la Liga Española. El elegido no podría ser otro que el fichaje más costoso de la historia.

Y es que un 31 de enero de 1987, uno de los futbolistas más importantes que ha dado la selección inglesa y su fútbol, Gary Winston Lineker (Leicester, 1960), conseguía hacer un triplete en el mejor escenario posible: en el Camp Nou y en un Clásico, nada más y nada menos que ante el eterno rival azulgrana, el Real Madrid, para lo que necesitó apenas 47 minutos.

Lineker, que participa activamente en las redes sociales (donde tiene casi dos millones de seguidores y ha colgado más de 10.000 tuits), no tardó en hacerse eco de la gesta que protagonizó el futbolista galés, y se felicitó de que se hubiera convertido en el segundo futbolista británico en marcar tres goles en un partido de Liga Española.

En conclusión, Gary Lineker y Gareth Bale son los máximos exponentes de la aportación británica al fútbol español, que se reduce a 29 jugadores, de los que 21 fueron ingleses, cuatro escoceses, dos galeses y otros tantos norirlandeses.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!