El conjunto catalán cerró el año con unas estadísticas incomparables en cuanto a cantidad de puntos y número de goles se refiere.

Este fin de semana se disputó en España y en gran parte de Europa la última jornada del año, que corresponde también al final de la primera vuelta de la actual temporada. Los equipos jugaron sus últimos partidos del 2013 y luego realizaron los respectivos análisis de sus campañas.

En ese agite de cuentas y rendimiento, la primera gran noticia es que el FC Barcelona fue el mejor equipo español del año. El conjunto dirigido por el argentino Gerardo Martino fue el que más puntos consiguió y más goles marcó, estadísticas que le permitieron alcanzar este reconocimiento.

Tras la contundente goleada (2-5) propiciada al Getafe, los catalanes llegaron a 97 puntos y 106 goles anotados durante los 38 partidos ligueros que disputaron este año. Además, cierra la primera vuelta con 46 unidades y líder consolidado del principal certamen ibérico.

El Barça despidió el año 2012 como líder de la Liga, la misma posición en la que dice adiós a este año. Tras la disputa de las primeras 17 jornadas del pasado curso, sumaba 49 puntos, a los que añadió 51 en las 21 restantes, para irse a un total de 100.

El Real Madrid sumó uno más en el segundo tramo de la pasada Liga, pero le penalizó su mal arranque (33 puntos), para acabar el curso con 85. Por su parte, el Atlético de Madrid, que empezó mejor que los blancos (40), se desinfló en la segunda vuelta, sumando 36 unidades, para un total de 76.

En el capítulo goleador, también manda el Barcelona, que en este año natural ha sumado 106 goles: 57 en los partidos correspondientes a la Liga 12-13 y 49 en curso actual. Lejos queda el Madrid, con 90 (41 más 49) y aún más el Atlético, con 83 (37 más 46).

Sólo en el aspecto defensivo cede el club azulgrana la primacía del año natural. La mejor zaga ha sido la del Atlético, que ha concedido 28 goles (11 de ellos esta temporada) por los 31 el Barça. El Madrid, con 38, se mostró menos sólido en este aspecto.

Los números hablan por sí solos y muestran que con ‘El Tata’ el cuadro azulgrana también funciona, más allá de que se menos vistoso que aquel que nos acostumbramos a ver con Guardiola en el banquillo. En conclusión: este Barcelona se luce menos, pero es igual de contundente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!