El delantero colombiano selló la valiosa victoria como visitante de su equipo (1-3) ante el Espanyol, en una nueva jornada de la Liga Española.

Los problemas empezaron demasiado pronto para los locales. Federico Fazio logró el primer gol en el minuto tres al rematar de cabeza un centro de Rakitic. En principio, una falta aparentemente inofensiva, pero Sidnei falló en la marca y concedió demasiadas facilidades al argentino. Kiko Casilla no pudo hacer nada por evitar el 0-1.

Los catalanes apenas habían inquietado a Beto, cuando llegó el segundo tanto en el minuto diez. Víctor Vitolo, escorado desde la derecha, colocó un disparo cruzado, y el vuelo del portero blanquiazul no tuvo éxito. El canario sacó los colores, de nuevo, a la defensa anfitriona y dibujó un escenario muy favorable para el Sevilla.

Todo el peso lo llevaba el Espanyol, con tímidas carreras por la izquierda y tiros lejanos. De todos modos, cuando el balón llegó a Sergio García los blanquiazules adquirieron un tono distinto. El capitán se adentró en el área sevillista con determinación, superó a dos defensores y definió con la zurda a los 24′ minutos. Todo gracias a una asistencia de Lanzarote, que leyó a la perfección las intenciones de su compañero.

Pero faltaba una nueva anotación del visitante que fue precisamente la del colombiano Carlos Bacca, que firmó su quinto gol esta temporada. Fue toda una exhibición del delantero costeño en el minuto 59′. El futbolista firmó una carrera desde el centro del campo, para superar sus últimos defensores con un autopase que dejó en evidencia a todo el sistema de contención local. El golazo de Bacca fue un mazazo para el Espanyol y enfrió los ánimos en el estadio.

Bastante positivo es para Colombia que Carlos Bacca llegue a la nueva convocatoria enchufado con el gol y con grandes posibilidades de demostrar ante Bélgica y Holanda que puede llegar a ser una gran opción en el frente de ataque tricolor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!