El criticado defensa lateral del Real Madrid anotó uno de los tantos con los que su equipo goleó (4-1) al Galatasaray de Turquía.

Con Cristiano Ronaldo ausente por lesión, se esperaba que Gareth Bale fue la figura del Real Madrid en su más reciente partido de Champions League. El galés estuvo a la altura e incluso marcó un golazo de tiro libre. Sin embargo, la figura del encuentro fue otro, uno que quizá nadie se esperaba: Álvaro Arbeloa.

«Cuando Cristiano no esté, yo marcaré los goles», fueron las palabras que el lateral derecho le dijo al técnico Ancelotti una vez supo que sería titular. Parecía que presentía algo y así lo ratificó dentro del terreno de juego, labrando el que ha sido quizá su mejor partido con la camiseta merengue.

Álvaro Arbeloa fue el héroe para el Santiago Bernabéu. Hizo el segundo gol después de tres años de sequía, asistió a Di María en el tercero, estuvo a punto del doblete y dejó detalles para la galería. La afición se rindió ante semejante exhibición del criticado internacional español.

«Arbeloa, Arbeloa», rugió el Bernabéu en el minuto 63′ tras el gol de Di María. La jugada la inició el lateral en tres cuartos de campo, hizo la pared con Isco y dejó el balón en bandeja al Fideo para cerrar el triunfo blanco ante los turcos.

A partir de entonces, todo le salió a pedir de boca. Firme en defensa, primero en la derecha y luego en la izquierda de Marcelo, se atrevió al ataque porque estaba en estado de gracia. Jaleado por el Bernabéu, cada acción del ‘cono’ recibió el premio del aplauso.

Era la noche de Arbeloa. Al fin y al cabo, llevaba sin marcar desde el 23 de noviembre de 2010 ante el Ajax. Ya puede presumir de haber marcado cuatro goles con el Real Madrid, dos en Liga y dos en Champions League, una competición de la que ya salió figura.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!