El imponente futbolista galés convirtió dos goles y dio cuatro asistencias durante los últimos dos partidos, que por primera vez disputó en su totalidad.

Más allá de que durante las últimas semanas se haya perdido el Super Clásico en el Camp Nou y el derbi con el Atlético de Madrid, además de que la diferencia con el líder siga siendo de seis puntos, en el Real Madrid ha habido felicidad en estos días y con nombre propio: Gareth Bale.

Desde que llegó al conjunto merengue esta temporada como el fichaje más caro de la historia, hasta apenas en los dos más recientes partidos el futbolista galés ha podido demostrar que con el tiempo le dará la razón a quienes apostaron tanto dinero por sus servicios.

Tan buena ha sido su evolución que apenas tres días han sido suficientes para que Bale despejará las dudas de los hinchas blancos que no veían en él un hombre de 91 millones de euros.

El galés volvió a ser otro de los destacados en Vallecas, contra el Rayo Vallecano. Dio dos pases de gol, uno a Benzema y otro a Cristiano Ronaldo, la primera con la derecha y la segunda con la izquierda, ambas tras dos buenas acciones individuales por la banda.

Así, el ex-Tottenham suma ya cuatro pases de gol en lo que va de Liga, pues el pasado miércoles dio otros dos, también a Benzema y a Cristiano Ronaldo, en esa ocasión fue durante el (7-3) ante Sevilla.

El galés lleva tres goles y cuatro pases de gol, unas cifras que no están mal teniendo en cuenta los problemas que ha tenido desde el inicio de Liga.

El tridente Cristiano Ronaldo-Benzema-Bale volvió a funcionar en Vallecas. El galés fue de nuevo un gran socio para el francés y el portugués, que siguen ampliando sus estadísticas anotadoras de esta campaña que apenas comienza para muchos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!