El certamen continental es la única competición en la que el crack brasileño no ha podido marcar durante su primera temporada con el Barcelona.

Se acaba el año y los futbolistas, al igual que los estudiantes, comienzan a hacer balance de sus estadísticas para ver como fue su rendimiento durante el mismo y poder saber si aprobaron todas las materias o los quedó alguna pendiente en la que deben mejorar de cara a la segunda parte de la temporada.

En el boletín de Neymar, que disputa su primera campaña con el Barcelona y en el fútbol europeo, todas las casillas se llenarán con notas verdes excepto una: la Champions League, el único torneo en el que no ha podido demostrar porqué fue el fichaje estelar del considerado mejor equipo del mundo.

Ni la Supercopa de España, ni la Liga Española han sido obstáculos difíciles para este brasileño que ya suma varios goles y unas cuantas más asistencias en estos torneos. Sin embargo, en la Liga de Campeones su rendimiento no es el mejor y así volvió a quedar demostrado durante el partido en el que Ajax le quitó el invicto a los de Martino, derrotándolos (2-1) en el Amsterdam Arena.

No había podido marcar ningún gol en el torneo continental y parecía que ante los holandeses era el día perfecto para que estrenara su cuenta goleadora, pero no fue así. Aunque forzó el penalti del 2-1 y la expulsión a Veltman, el brasileño no pudo brillar todo lo que hubiera querido sin Messi en el campo.

Con la baja del argentino, se esperaba que el ex-Santos diera un paso adelante y asumiera el rol de líder en el ataque del Barça. Pero por el momento no está siendo así. De hecho, parece que está yendo a menos tras un buen comienzo de temporada. Y es que desde que Messi no está sobre el terreno de juego no se ha visto la mejor versión de Neymar.

Ante el Ajax, prácticamente no se le vio en la primera parte. Van Rhijn lo maniató y le recluyó en la banda izquierda. En la segunda parte, tuvo mucho más protagonismo. Tuvo el empate en el minuto 56′, pero Cillessen tocó justo el balón cuando el brasileño le hizo un sombrero. No tuvo suerte y prolongó la sequía de Neymar en Europa.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!