Bastante polémicas son las declaraciones del reconocido director técnico español, al servicio del Napoli, durante una llamativa entrevista.

A Rafael Benítez yo siempre lo he tenido en los primeros lugares de los directores técnicos más serios, profesionales, responsables, dedicados, exitosos y con un profundo conocimiento de la táctica en el fútbol, que le ha permitido brillar en todos los equipos que ha dirigido, incluido el Nápoli de Italia al que actualmente entrena.

Sin embargo, a partir de ahora el reconocido técnico español también tendrá un espacio entre los estrategas polémicos y todo a raíz de unas llamativas declaraciones que han salido a la luz pública a través de su página web ‘rafabenitez.com’.

La entrevista fue concedida al reconocido diario italiano ‘La Repubblica’ y contó con la intervención del periodista Gianni Mura, quien hizo esta curiosa introducción antes de comenzar a contar los detalles de la charla que tuvo con el técnico ibérico.

«Visto de cerca, Rafa Benítez es exactamente igual que de lejos, en la televisión: sobre todo, un tipo tranquilo. Si para entender las reacciones de Ancelotti hay que fijarse en su ceja izquierda, lo que delata a Benítez son sus mejillas, que tienden a ruborizarse. Tranquilo y sereno, no hablaremos del último partido ni del próximo, le dije cuando nos sentamos en una mesa, en la sede del Nápoles. Sólo le haré algunas preguntas para conocerlo mejor»…

Rafael Benítez, técnico español

¿Qué es el fútbol?

«El fútbol es una mentira.

Esta mentira ya la descubrío Trapattoni, cuando entrenaba a la ‘Juve’. Decía que a los entrenadores les pagaban para contar cuentos a los periodistas. Esta frase lapidaria, que suena como ‘La Vida es Sueño’, no me la esperaba de un ‘sacchiano’. ¿Puede profundizar en el tema?

Es cierto que no conviene decirlo en público. Yo sé cuando uno de mis jugadores ha jugado mal, pero no lo admitiré nunca en la televisión o en los periódicos. Considero mi derecho y mi deber el hecho de que, en privado, pueda hablar con el jugador que lo haya hecho mal y decirle en qué ha fallado y cómo hacer para que no se repitan los errores. De lo contrario, ¿qué haría un entrenador?»

Me pica la curiosidad: Cuando los entrenadores os reunís para hablar de fútbol, ¿es también todo mentira?

«Sí. Por ejemplo, si me encuentro con Ancelotti, sé que no me dirá todo sobre el Real Madrid. Ni yo le diré todo del Nápoles. De todos los demás equipos podemos permitirnos ser sinceros él y yo entre nosotros

El fútbol es mentira, pero también discreción. Eran apuntes personales que a mí me servían para pensar en términos del colectivo. Yo era una especie de entrenador en el campo. Recuerdo a mi padre silbándome desde la banda y gritándome: «¡Deja de hablar y corre adelante a marcar goles!».

¿Porqué se fue del Real Madrid?

«Porque quería seguir mi propio camino. En el Madrid, la primera regla de la casa que te enseñan desde pequeño es que sólo vale ganar. Quedar segundos es lo mismo que quedar últimos».

¿Cómo es el entrenador y el jugador perfecto?

«Mira, el entrenador perfecto no existe, como no existe el jugador perfecto. Todos podemos mejorar en calidad técnica, física o táctica, eso no se discute. Para mí, el fútbol es 80% balón y 20% gimnasio, ni más ni menos. ¿Sabes qué jugadores son los que prefiere un técnico? Los que son buenos moviéndose entre dos lineas. Como hacía Gianfranco Zola. Como Mata. Tener en la plantilla a dos jugadores como Hamsik y Pandev, con ese perfil precisamente, me tranquiliza y mucho».

Fuente: Marca.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!