Con 14 años Gareth Bale era uno más en el equipo del colegio

Los amigos de la infancia hablaron de sus inicios en el deporte, en el fútbol y lo mucho que ha evolucionado hasta el día de hoy.

Desde que fichó por el Real Madrid la vida de Gareth Bale ha cambiado notablemente, sobretodo ha incrementado su popularidad. El extremo galés dejó de ser el mejor jugador del Tottenham que daba de que hablar sólo cuando metía golazos, para convertirse en el futbolista del que ahora viven pendientes por cada paso que da.

Era obvio que con su llegada a España muchas cosas de su vida personal iban a salir a flote y todo por formar parte de uno de los mejores equipos del mundo. Entre las muchas cosas que se han indagado al respecto hoy quiero compartir contigo una que me ha causado bastante curiosidad y que está relacionada con los inicios deportivos de Gareth Bale.

Y quien mejor que sus amigos del colegio, que lo vieron crecer, para hablar de este tema. Por eso, el diario ‘Wales on Sunday’ decidió entrevistar a varios de ellos para que contaran cosas que hasta ahora se desconocían del nuevo galáctico merengue.

Cuando Bale tenía 14 años, ‘Playstation’ organizó un torneo de fútbol sala en el instituto Whitchurch después de escuchar rumores acerca del talento de un joven galés que estudiaba allí. Hoy, 10 años después de aquella fotografía, Gareth acaba de firmar el contrato de su vida con el Real Madrid y sus antiguos compañeros hablaron de aquellos tiempos.

Gareth Bale en el equipo del Colegio

“La gente siempre me decía que yo era mejor que Gareth, pero no creo que pudieran decirlo ahora”, comenta Liam Palmer, quien a sus 24 años, juega en el fútbol semiprofesional, en el Llanwern FC, cobrando unos 35 euros por partido, mientras trabaja a tiempo parcial como vendedor de componentes eléctricos.

Joe Jones, otro de los niños de aquella foto, trabaja como profesor de geografía. “El dinero del que se habla es una barbaridad. Hay muchos países que no hacen tanto dinero en un año”.

Chris Boddy terminó sus estudios empresariales y trabajó en un restaurante. Richard Tatham es entrenador de fútbol en Nueva York. “El primer recuerdo que tengo de Bazza (así le conocen sus amigos) es de cuando teníamos 10 años. Hizo una chilena y estrelló el balón en el larguero. Nos extrañaba verle en el Southampton y en el Tottenham de lateral, es atacante de nacimiento, te lo puede decir cualquiera de aquel equipo”.

Los dos últimos protagonistas de aquella foto que adorna con orgullo las paredes del Whitchurch High School son Alex Mancuso, que trabaja de contable en Cardiff y el mejor amigo de Gareth, Jamie Clarke, que sigue jugando en los parques de la ciudad. Todos ellos formaron un gran equipo. Pero sólo uno ha tocado el cielo del fútbol mundial.

Historia completa: Marca.com


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!