El crack brasileño estampó el nombre de su hijo Davi Lucca y el número de su camiseta antes del partido con su selección.

Además de su poderosa creencia en Dios, entre las cosas que diferencian a los futbolistas de los demás deportistas y que los ubica a todos en una misma bolsa, están el sinnúmero de cábalas, agüeros o rituales que realizan antes, durante y después de cada partido.

Entre este tipo de futbolistas se encuentra el brasileño Neymar, quien en los últimas días, más precisamente mientras se encontraba concentrado con su selección para un amistoso ante Suiza, dejó ver uno de los ritos que partido a partido realiza y que ha llamado bastante la atención de nosotros, los curiosos del fútbol.

Antes de saltar al terreno de juego, el astro del FC Barcelona grabó el nombre de su hijo ‘Davi Lucca’ y su dorsal (el número 10) en las canilleras. Tras el vídeo que publicó la prensa suiza, alguno de sus allegados confirmó a los medios locales que esa una de las cábalas que partido a partido sigue el ex-Santos.

Lo llamativo de esta ocasión, es que el agüero no le dio resultado a un Neymar que poco apareció durante el partido amistoso que finalmente dejó como perdedor precisamente a Brasil, tras un desafortunado autogol de Daniel Alves, compañero y colega de Neymar.

En vídeo quedó registrado el momento en el que Neymar, mientras escucha música, escribe sobre un pedazo de esparadrapo, previamente pegado a la espinillera, el nombre de su hijo y el número de la camiseta que llevará en su espalda durante el compromiso.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!