El volante alemán no ha compartido mucho las decisiones tomadas por el italiano durante los primeros partidos de la temporada.

Al igual que como sucedió con Casillas, Sergio Ramos, Pepe y Cristiano, entre otros, durante la era del criticado José Mourinho, en este primer periodo al frente del Real Madrid Calo Ancelotti no ha terminado de convencer a todos los jugadores de la primera plantilla.

Han pasado ya dos jornadas ligueras y los futbolistas inconformes con sus decisiones han comenzado a expresarse. El primero de ellos fue el ex-capitán Iker Casillas, quien continúa siendo el portero suplente del conjunto merengue, teniendo en cuenta que el estratega italiano ha dado su voto de confianza a Diego López.

Pero no sólo Iker se le ha visto mal por las deciciones de Ancelotti, Mesut Özil es otro de los que ha perdido regularidad en el equipo con la llegada del nuevo míster. El alemán se consolidó como uno de los mejores volantes del mundo durante la temporada anterior, pero esta no ha terminado de convencer a un Ancelotti que lo ha sustituido en dos ocasiones.

La última de ellas, durante el segundo tiempo del partido liguero ante el Granada, no le sentó nada bien al talentoso mediocampista alemán. Se marchaba con cara de pocos amigos mientras abandonaba el terreno de juego. No pasó por el banquillo, sino que se fue directo al vestuario, aunque sí saludó a un Ancelotti que hizo todo por acercarse a su jugador.

Una vez duchado, Mesut Özil se sentó al lado de los suplentes, pero lo relevante fue que no pasó por el vestuario al final del partido, sino que en cuanto pitó Estrada se dirigió al autobús del equipo, donde aguardó a que sus compañeros se asearan y atendieran a los medios de comunicación.

Durante el juego del pasado lunes fue sustituido por Casemiro en el minuto 65’. En la primera fecha, ante el Betis se marchó en el minuyo 68’, dejando su lugar a Di María.

Además, a Mesut Özil no le está gustando tener que jugar en la banda derecha, pero ante Granada lo hizo donde mejor se desenvuelve, como «10», aunque tampoco se vio su mejor versión. No acabó de conectar con Benzema y Cristiano Ronaldo, a pesar de que el Madrid jugó con el once más ofensivo que se recuerda en los últimos años.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!