El estratega español no se mordió la lengua, ni midió sus palabras para expresar el enojo que tiene con las directivas del conjunto catalán.

Poco más de un año después de que decidió no continuar como director técnico del Barcelona, Josep Guardiola es noticia mundial gracias a sus más recientes declaraciones provenientes de una rueda de prensa concedida a los medios internacionales desde la sede deportiva del Bayern Múnich.

Durante su intervención con los medios, Pep tocó varios temas relacionados con su paso por el conjunto catalán y captó la atención de todos cuando utilizó fuertes palabras para referirse a algunos aspectos concretos de su relación con los directivos, que según mis conclusiones, no eran tan armónicas como parecía.

«Me fui a 6.000 kilómetros de distancia y pedí a la directiva del Barça que me dejaran tranquilo y no lo han conseguido. No han cumplido su palabra», dijo el actual técnico del Bayern

«Este año ha habido demasiadas cosas en que se han pasado de la raya. Utilizar la enfermedad de Tito Vilanova para hacerme daño es algo que no olvidaré nunca», agregó.

«Yo a Tito Vilanova le he visto en Nueva York, y si no le he visto es porque no ha sido posible, pero no por mi parte. ¿Tengo que justificar que yo quiero que le vayan mal las cosas a alguien que he tenido tanto tiempo de compañero? Esto es de muy mal gusto», explicó.

Luego, el ex-entrenador del Barcelona negó cualquier mala relación con Vilanova y que hablara mal de él para fichar a Neymar. «El año pasado lo que hizo, conseguir la liga más exitosa de la historia del Barça es suficiente argumento como para que diga yo si está capacitado o no. Los buenos jugadores están capacitados para jugar juntos siempre, y estos también».

Y añadió: «Hace tres años hablé por teléfono con Neymar porque el presidente Rosell me pidió que lo llamara para ver si había la posibilidad de convencerle para venir al Barça y lo único que hice fue convencerlo para venir. En la gala FIFA de Zúrich volvimos a coincidir y hablamos sobre fútbol y su trayectoria en el Santos.

Cuando me convertí en entrenador del Bayern quise conocer cuál era su situación porque después de haber hablado con él por teléfono no sabía si sus preferencias habían cambiado o no. Monté una reunión con él y su padre en Nueva York y a los cinco minutos ya supe que quería ir al Barça.

En estas tres veces que hablé con Neymar, le dije veinte veces que lo que debía hacer era fichar por el FC Barcelona y en esas tres veces el nombre de Tito Vilanova no ha salido nunca, nunca».

Finalmente, Guardiola dijo: «Que me dejen hacer y disfrutar y que si de todas estas cosas que he dicho hay alguna que no es cierta, que salgan y que me rebatan, pero que salgan ellos, no intermediarios. Que salgan ellos y desmientan lo que acabo de decir. Entonces seguiremos hablando. Hasta entonces que me dejen disfrutar y construir el equipo».

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!