El estratega Alfio Basile, su técnico cuando jugó en Racing, habló de la llegada del atacante colombiano a las filas de River Plate.

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar (TAB) y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva (PMD), es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo.

Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios concomitantes o alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología. (Wikipedia)

Esa breve descripción de la bipolaridad me ha parecido pertinente hacerla que para se entienda un poco más fondo lo curiosas o polémicas que han resultado ser las más recientes declaraciones del entrenado Alfio ‘El Coco’ Basile, quien durante una entrevista para ‘TyC Sports’ relató algunas de sus experiencias vividas con el colombiano Teófilo Gutiérrez, a quien dirigió en Racing de Avellaneda.

El atacante barranquillero regresa este semestre al fútbol argentino para jugar con River Plate y por ello Basile fue el escogido para hablar durante una entrevista que ha dado de da vueltas por las redes sociales, en la que usó el término «Bipolar» para describir a Teófilo y que encontrarás a continuación.

Video Thumbnail

“Ahora se puso de moda, y te digo, Teófilo es bipolar. Él en el vestuario (Teo) es un señorito, hace oraciones, ahora saldría con el Papa Francisco, incluso a un pastor o cura colombiano lo traía al vestuario y nos hacía rezar a todos. Y yo estaba fascinado, que tipo barbaro, un muchacho y jugador extraordinario”, dijo Basile.

El exentrenador de Racing siguió hablando: “es un jugador y goleador barbaro, pero alguna peleíta en River va a tener, te lo aseguro, es inevitable porque aparte boxea muy bien, tiene muy buen lomo. El día del inconveniente, sacó la maquina (revolver) y no quedó nadie, me hice el guapo para no rajar (no demostrar miedo), pero tuve que haber tomado un helicóptero y haber salido de allí, me la banqué (me aguanté) y pasaba la maquina (revolver) por encima de mi cabeza”.

Por último, el ‘Coco’ siguió contando los pormenores de el tiempo que dirigió a Teo en la ‘Academia’: “es un tipo extraordinario, educado, y siempre le dije, no te hagas echar, no te hagas echar (expulsar), y recuerdo que los árbitros no le perdonaban una, a él lo escupían, le pegaban y lo provocaban siempre y él respondía, porque es un tipo que no se queda quieto, y entonces lo echaban en todos los partidos, me dejaba siempre con 10. Entre semana y en el vestuario es un fenómeno, pero en la cancha se transforma y se pelea con todos, es bipolar”, concluyó el entrenador gaucho.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!