El futbolista brasileño llega al Barcelona como uno de los jugadores con más ingresos y con mayor número de patrocinadores.

Además de ser sinónimo de buen fútbol, Neymar es hoy en día uno de los jugadores que mayor rentabilidad genera en el mundo. Si en el Santos era considerado una ‘mina de oro’, con su llegada al Barcelona no queda duda que se convertirá en una verdadera máquina de hacer dinero.

El joven futbolista brasileño acaba de formar una sociedad rentable con el conjunto catalán. El jugador gana mucho dinero y el club encima saca dinero de su nueva estrella. El contrato de Neymar contempla que el 70 por ciento de los derechos de imagen van a parar a sus cuentas bancarias y el otro 30 por ciento va directo a las arcas del club.

Neymar es un gran negocio. La mejor inversión que ha hecho el Barcelona. Su tirón comercial es indudable y la prueba de ello son los numerosos patrocinadores que invierten en él. Ayer sumó uno nuevo con la empresa de caramelos ‘Mentos’ a las puertas del comienzo de una gran competición como es la Copa Confederaciones.

Con Mentos ya suma una docena de empresas que utilizan su marca para vender productos. Bancos, coches, ropa deportiva, bebidas… No hay sector económico que no llame a la puerta de Neymar. Su imagen es una de las más codiciadas por los anunciantes y ahora, con la camiseta del Barcelona, su presencia aumentará más.

Neymar, una máquina de hacer dinero

Desde un punto de vista de marketing, Neymar tiene todos los atributos que se le pide a un icono mediático. Futbolísticamente hace cosas increíbles, físicamente es atractivo, tiene una imagen de niño rebelde y a la vez se muestra como una persona con gran solidaridad. Esta versatilidad le permite anunciar con éxito prácticamente todo tipo de productos, algo que no sucede con Messi y Cristiano al no ser tan completos.

Su asociación con el Barcelona es un punto más a favor. Para el club y para el jugador. Neymar va a tener la oportunidad de entrar con enorme fuerza en el mercado europeo. Lo hará de manos del Barcelona y, se supone, que aspirando a los grandes títulos, algo que no sucedía con el Santos limitado a la competición brasileña y sudamericana.

En conclusión, Neymar representa, además del ‘jogo bonito’, una sorprendente máquina capaz de captar impresionantes cantidades de dinero con sólo mostrar su cara junto algún determinado producto. Habrá que esperar para ver si futbolísticamente brilla en el Barcelona, pero lo que si está seguro desde ya es que su imagen será vista en varios comerciales de la televisión europea.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!