Tres golazos y tres premios de mejor jugador, en tres partidos, los números del futbolista brasileño que encanta con su fútbol.

Entre los muchos futbolistas que merecen ganar un balón de oro y que no lo han conseguido por el simple hecho de ser contemporáneos de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, sobresale el brasileño Neymar, un versátil atacante que ha conquistado su país durante la actual Copa Confederaciones.

Más allá del buen nivel de juego exhibido por la selección de Brasil durante sus tres partidos de la fase de grupos, la gran figura de los tres compromisos siempre ha terminado siendo el nuevo delantero del Barcelona, quien está callando bocas incrédulas y respondiendo a los que siempre confiaron en él.

Neymar demostró ante Japón, México e Italia, que es un digno hijo de la tierra del ‘jogo bonito’. Se crió descalzo y deslumbrado en las playas, para hoy en día encantar al mundo con sus movimientos, sus regates, sus jugadas, sus pases y sus golazos. Lleva tres en tres partidos.

Ante Japón y México convirtió de media volea y en los primeros minutos de juego; en su última presentación, ante Italia, marcó de tiro libre con una perfecta ejecución que dejó sin reacción nada más y nada menos que a Gianluigi Buffon…

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

Fintas, combinaciones al primer toque, paredes, regates, el balón escondido en el pie… la exhibición de Neymar en la Copa Confederaciones fascina al mundo y pone a Brasil a sus pies: compañeros, rivales y compatriotas presentes en el estadio, que han quedado sorprendidos por el superlativo nivel que ha mostrado el ex-Santos.

El rumor en la grada se instala cada vez que tocaba el balón. Control, giro, regate, pases al mejor colocado y una que otra finta para alegrar el juego de su selección. Su premio, los tres premios de mejor jugador que ha recibido durante todos y cada uno de los encuentros disputados, el último conseguido ante los italianos en un juego que avisa a Brasil como uno de los claros aspirantes al título.

A la finalización del partido ante la selección ‘azzurra’, Neymar tuvo que salir a saludar a una afición que le aclamaba mientras en las pantallas del estadio anunciaban su nombre como ‘MVP’ del encuentro.

En conclusión, la Copa Confederaciones ha revelado a un Neymar más maduro y con más autoconfianza. Y además certero ya que iguala el récord de goles de Müller, Ronaldo y Kluivert en una temporada con su selección con 14 dianas, sin olvidar que todavía le esperan las semifinales del certamen que reúne a los campeones continentales.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!