El crack argentino y su padre son acusados de un fraude fiscal, en declaración de impuestos, que ronda los cuatro millones de euros.

Una nueva mala noticia envuelve la vida de Lionel Messi. Tras su lesión muscular, su ausencia en la recta final de la temporada y su bajón futbolístico a raíz de la misma, ahora el atacante argentino deberá rendir indagatoria por una acusación de fraude fiscal.

El futbolista gaucho, concentrado por estos días con la selección de su país, deberá responder ante las acusaciones de la ‘Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona’, que la emprendido en contra de Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, por fraude fiscal en la declaración del IRPF entre los años 2007 y 2009 por un valor de cuatro millones de euros.

Dicha cantidad correspondería a los derechos de imagen del futbolista argentino y sería computable a los ejercicios fiscales de los años 2007, 2008 y 2009, tiempo en el que ‘La Pulga’ supuestamente no cumplió con sus obligaciones fiscales de ciudadano catalán.

En ese orden, la Fiscalía detalla el importe de las cuotas de ‘IRPF’ supuestamente defraudadas y que ascienden a 1.059.398,71 euros en el ejercicio 2007, 1.572.183,38 euros en el de 2008 y 1.533.092,87 euros en el de 2009. En total, 4.164.674,96 euros presuntamente defraudados por el futbolista y correspondientes a sus derechos de imagen.

La querella, que ahora debe ser admitida a trámite por el juzgado correspondiente, acusa a Lionel Messi y a su padre de tres delitos contra la Hacienda Pública, regulados en el artículo 305 del Código Penal.

La ley contempla una pena de prisión de dos a seis años y una multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada cuando la cuantía de dicha defraudación exceda de seiscientos mil euros, circunstancia que supuestamente concurriría en el caso del astro argentino.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!