El mediático volante inglés se deshizo en elogios para/con Messi y se atrevió a augurar que es imposible que haya otro como él.

David Beckahm fichó esta temporada por el París Saint Germaín y pese a que mucho se habló de su llegada al conjunto francés, esta es la hora que muy poco protagonismo ha tenido en su nuevo club. Estaba claro que la imagen de Beckham vale más que su talento y eso quedó comprobado durante el duelo que disputaron ante el Barcelona en el Camp Nou.

El centrocampista inglés ingresó en la segunda parte y poco o nada pudo hacer para tratar de clasificar a su equipo. Se acabó el partido y sólo en un par de pelotas quietas se escuchó a los comentarios mencionar a David Beckham. Sin embargo, pese a que dentro del terreno de juego no tuvo mayor participación, al termino del encuentro fue uno de los protagonistas en las tradicionales declaraciones pos-partidos.

El volante del PSG concedió una entrevista a la agencia argentina de prensa ‘Télam’ y allí analizó lo sucedido en la llave de la Champions, se mostró dolido por la derrota, reconoció el merecido pase del Barça y, sobre todo, elogió a Lionel Messi, quien fue determinante en el pase final del conjunto azulgrana.

«Es un jugador único en su clase, es imposible que haya otro que se le parezca. Tanto él como Cristiano Ronaldo, que igualmente no llega a su altura, están por encima del resto», dijo.

«Pueden tener similitudes de técnica y talento, es alucinante para el fútbol tenerlos a los dos con este presente, pero Messi es el mejor jugador del mundo, simplemente», insistió.

Luego, se mostró conforme con lo sucedido. «Disfruté mucho de estar en este tipo de partidos, de seguir jugando a mi edad. Es una experiencia espectacular, aunque tampoco me gusta perder», aclaró.

«El París Saint Germain jugó muy bien, en los dos partidos hicimos algo de lo que podemos estar orgullosos, no perdimos contra el Barcelona, y esto es algo que puede estimular de cara a la próxima temporada», valoró.

En cuanto a la exigencia que supone continuar en el más alto nivel a los 37 años, Beckham señaló: «Ahora es más duro que cuando tenía 21 años, pero disfruto de la misma manera·.

«Nunca se pone más fácil, cuando tienes mi edad eres más consciente de otras cosas en el juego, aprendes a leerlo de otra manera, es más sencillo en ese aspecto, pero físicamente seguro que es más difícil», agregó.

«Cada vez que juego, es un estímulo para seguir haciéndolo, un desafío, y eso no cambiará, ni siquiera cuando deje de jugar. Disfruto cuando juego con mis hijos y sigo soñando con jugar la Liga de Campeones», aseguró.

«Estaré implicado en el fútbol toda mi vida, mi carrera continuará fuera de los campos y quiero ayudar tanto como pueda al fútbol de Inglaterra, y al fútbol en general», concluyó.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!