El lateral azulgrana lamentó la lesión de su compañero, pero dejó claro que tienen argumentos para salir adelante sin él.

Daniel Alves concedió una rueda de prensa tras la llegada del equipo a Barcelona luego de igualar a dos goles (2-2) ante el PSG, en la ida de los cuartos de final de la Champions League, y en ella respondió a preguntas relacionadas con lo sucedido en el Parque de los Príncipes, la mala actuación de los árbitros, la lesión de Lionel Messi y puso algo polémica al involucrar a José Mourinho en sus declaraciones.

En primer lugar restó importancia a la baja de Leo y confía en que su ausencia no pese tanto. «Ha sido un susto muy grande pero de los males es el menor. Para nosotros será un aliciente para demostrar que podemos competir sin él. Podemos pasar con o sin Messi. Aunque mejor si está».

Luego, habló de los árbitros, aunque, en principio, no demasiado. «Cuando se les presiona muchísimo (a los árbitros), condiciona mucho. Dejemos de hablar del árbitro. El fútbol es de los futbolistas y los árbitros tienen que pasar desapercibidos. No nos quejamos. Son situaciones puntuales del partido. Aunque es evidente que condicionan el resultado».

Pero, al final de la comparecencia sí se quejó de que el colegiado no viese el fuera de juego en el gol de Ibrahimovic: «Nosotros vivimos en un medio muy competitivo y debemos competir ahí. Nosotros no podemos quejarnos, pero la gente que está afuera, y que no pueden sancionarles, se tienen que quejar. No es posible que un fuera de juego de dos metros no se vea, no somos tontos, no somos retrasados. No voy a poner buena cara como otros, yo no».

Preguntado sobre si sugería que era Jose Mourinho quien condicionaba a los árbitros, como cuando el técnico acusó a varios, entre ellos Stark, de beneficiar al Barça para que ganara la Liga de Campeones, después de caer eliminado ante ellos en 2011, Alves ha sido tajante: «Sí».

«Todo empezó por quien empezó. Cada vez hay menos fútbol y más quejas», ha afirmado. «Todo el mundo se va quejando. No podemos hacer nada en contra de eso. Sólo tratamos de jugar al fútbol y hacer que la gente disfrute».

En este sentido, ha opinado que su equipo peca «a veces de ser demasiado bueno» y «por eso pasan este tipo de cosas»: «Pero como siempre salgo yo, el malo de la película, a hablar de estas cosas, al final me tienen manía a mí. Pero me importa poco. Soy libre de opinar, como la mayoría de la gente lo es».

«Tenemos que tener un poco más de mala leche en ese aspecto, porque, si no, al final te pasas de tonto», ha aseverado Alves, quien ha parecido lanzar un mensaje a la directiva: «Nosotros (los jugadores) no podemos quejarnos, porque al final nos cogerán manía. Pero los de fuera son los que tienen que salir a protestar», puntualizó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!