El segundo capitán del Barcelona confía en que le darán vuelta a la llave y clasificarán a los cuartos de final.

La noticia de la semana es sin duda alguna la victoria del Milan (2-0) sobre el Barcelona, en una de las series más emotivas de los octavos de final en la Champions League. Los goles de Boateng y Muntari han dado mucho de que hablar y han puesto en duda la continuidad del mejor equipo del mundo en el certamen continental.

Muchos son los que ya han hablado al respecto, ese es el caso de Xavi Hernández, segundo capitán del Barcelona, quien una vez terminado el encuentro ante el Milan pasó por la sala de prensa del San Siro y compareció ante los medios para dar su respectivo análisis al acontecimiento del momento.

El talentoso volante catalán habló de los primeros 90′ minutos de la serie, aceptó con categoría la derrota y dejó claro que harán y darán todo para recomponer las cosas en el partido de vuelta. Xavi tiene claro que el Milan se echará atrás nuevamente, pero confía en la magia del Camp Nou para lograr una remontada histórica.

En ese orden de ideas, primero se refirió al mal partido del Barça en San Siro y de las opciones de remontada en el partido de vuelta. «Hemos estado dando vueltas e imagino que el staff también, el viaje de vuelta se hizo largo. El primer gol es una desgracia, toca las manos y el rebote… En fin, no estuvimos finos en ataque», dijo.

«El resultado es muy desfavorable, quedan 90 minutos en el Camp Nou y el Milan se cerrará aún más. Ellos defensivamente estuvieron espectaculares, no creamos sensación de peligro que normalmente creamos. No fue buen partido. Esta generación todavía no ha hecho una remontada histórica y nos gustaría hacerla. Estamos en deuda con la afición, saldremos en tromba para remontar la eliminatoria. Nos faltó, en resumen, competir mejor en la segunda parte», dijo.

«Sabemos la dificultad, un 2-0 es de lo peorcito, pero el campo estará bien, la afición con nosotros. Ayer nos costó la circulación del balón, el campo tampoco ayudaba. Si eres bueno o malo hay que demostrarlo cada día y ayer no lo demostramos. Se nos complicó mucho, se debe demostrar a diario. Intentar competir mejor. El juego ayer no fue el esperado por todos», reconoció.

«Soy optimista, la posesión será nuestra, el campo estará bien, no harán falta dos o tres controles, abrir el campo, circular la pelota, chutar desde fuera del área. Ocasiones tendremos y debemos estar atentos a los contragolpes, ellos salen como balas, apuntó.

«En los últimos años cuesta, jugar fuera de casa siempre es complicado. Dos goles a contragolpe. Fue el partido soñado para ellos. No supimos como afrontar la línea defensiva del Milan. Es Europa, es así. No creo que haya sido nuestro peor partido, no estuvimos bien, no finos, pero tuvimos el control y no aprovechamos espacios en la banda, igual debimos tirar más desde fuera del área. Pero no fue de los peores», dijo.

«Fracaso es una palabra que no me gusta nada. No, no. En el deporte fracaso… El que lo intenta no es un fracaso. Desilusión sí, pero fracaso no es una buena palabra», explicó finalmente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!