El volante inglés jugó 15 minutos durante su primer partido en el fútbol francés y demostró que aún tiene muchas cosas para dar como futbolista.

La jornada 26 del fútbol francés no transcurrió como una más de las que se han disputado durante la temporada. La fecha disputada durante este fin de semana dejó un hecho que será recordado siempre por los curiosos del fútbol: el debut de David Beckham con el PSG.

Mucha fue la expectativa que se generó en torno a este acontecimiento y por eso todos estuvieron pendientes de la primera aparición del volante inglés con su nuevo equipo. El resultado no pudo ser otro. París Saint-Germain derrotó (2-0) al Olympique de Marsella, en el clásico de la jornada en el fútbol francés, con la participación de un David Beckham que inició la jugada del segundo gol.

El ex-Manchester United y Real Madrid saltó al campo en lugar del argentino Javier Pastore a falta de un cuarto de hora para el final del compromiso. Fueron 15 minutos en los que David pudo demostrar que aún tiene mucho para dar como futbolista y que su retiro, rumoreado hace unos días, está más lejos de lo que los envidiosos esperaban.

El volante inglés jugó 15 minutos durante su primer partido en el fútbol francés y demostró que aún tiene muchas cosas para dar como futbolista. La jornada 26 del fútbol francés no transcurrió como una más de las que se han disputado durante la temporada. La fecha disputada durante este fin de seman

Tras sus primeros minutos con la camiseta del París Saint-Germain, David Beckham compareció ante los medios y habló de las sensaciones que le dejó este nuevo debut. El ex-capitán de Inglaterra no ocultó la ansiedad que vivió en el banco de suplentes (estuvo 75 minutos esperando el momento y finalmente pudo jugar el último cuarto de hora de partido) antes de que debutara con el PSG.

«Ha sido un buen debut. Ha sido una noche muy especial para mí. Hacía mucho que esperaba volver a jugar y sienta bien. Cuando entras a un partido con 1-0, sabes que puede ir en los dos sentidos, si tú entras y ellos marcan… Pero afortunadamente fue al revés», comentó el ex-internacional inglés.

«Estaba un poco nervioso. Siempre he dicho que es un gran desafío para mí, así que tenía un poco de presión. He disfrutado realmente esta noche, como los últimos diez días aquí. Ha sido duro recuperar la forma física, pero me siento bien», añadió.

Beckham señaló que haber podido jugar un partido tan importante, el Clásico del fútbol francés, es para él una muestra de la confianza que tiene en sus posibilidades el técnico Carlo Ancelotti.

«Era el tercero de la liga (el Marsella), que está intentando alcanzarnos. Era un gran partido, el más grande de Francia. Está bien para debutar. En mis dos o tres primeros pases tenía los pies un poco congelados, pero ha ido bien», explicó finalmente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!