La camioneta del ex-futbolista fue destruido por una multitud de manifestantes mientras se encontraba de paso por Fresno (Tolima).

Colombia atraviesa por estos días uno de los problemas internos más preocupantes de los últimos años. Se trata de un paro cafetero que está siendo promovido por los campesinos que siembran el producto y que ha detenido gran parte de la exportación del mismo, uno de los principales ingresos económicos del país, a diferentes lugares del mundo.

Muchos han sido los sectores que se han visto perjudicados con esta situación y por ello la tensión que envuelve al país es cada vez mayor. Es tanto el eco que ha tenido esta problemática que hasta el fútbol se ha visto involucrado (indirectamente) en las tensas diferencias entre el gobierno y el sector agricultor.

Uno de los grandes ídolos del balompié nacional, Faustino Asprilla, también fue víctima del paro cafetero que envuelve a Colombia y que ya ha traído sus primeras consecuencias.

El ex-Newcastle fue atacado por líderes del paro cafetero mientras se encontraba de paso por Fresno (Tolima). El jugador no sufrió ningún daño, pero el carro (la camioneta) donde se transportaba fue apedreado y quedó destruido.

El ‘Tino’ Asprilla denunció de lo sucedido esta mañana en el programa ‘Planeta Fútbol’ de Antena 2, donde manifestó que la multitud que realiza el paro cafetero le cuestionó sobre si apoyaba o no la protesta y que diera un mensaje en tarima, pero ante su respuesta negativa unas cuantas personas se enardecieron y emprendieron las agresiones.

“Les dije que yo los apoyaba, pero que a mí no me correspondía. Me bajé luego del carro, me tomé fotos con la gente, yo les manifesté que si querían arreglar ese problema debían ir a Casa de Nariño y protestar allá, que yo no tenía nada que ver”, comentó Asprilla.

Según las palabras del ex-jugador, él viajaba con un acompañante en una ‘Toyota Prado’ último modelo, propiedad de un amigo, pero la multitud al reconocerlo decidieron retenerlo como ayuda para el fin de la protesta. Sin embargo, a la reacción de la policía intentando despejar la vía, Faustino tuvo que retirarse del auto, mientras la gente con rabia acabó con el carro y unos cuantos más que se encontraban cerca.

De igual forma, se habla que la razón por la cual la gente se enfadó con el ex-selección Colombia se debe la forma como él les respondió al no acceder a colaborarles. “les dije: como es irónica la vida, yo ni siquiera tomo café” para lo que concluyó “yo estaba en el punto donde no debía estar”, concluyó Faustino.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!