El ariete colombiano no tuvo mayor participación durante su primer partido en esta edición del segundo torneo de clubes más importante del viejo continente.

Radamel Falcao García reapareció este jueves en los dieciseisavos de la Liga de Europa y su debut no resultó ser lo que todo el mundo esperaba. ‘El Tigre’ no pudo rugir en el campeonato que mejor le ha ido (es el máximo goleador de la historia), y eso se vio reflejado en el resultado negativo que obtuvieron los dirigidos por el argentino Diego Simeone.

El Atlético de Madrid no pudo hacer valer su condición de local y terminó cayendo por doble diferencia (0-2) ante el Rubin Kazan de Rusia, en un juego que estuvo protagonizado por el desorden ‘colchonero’ y que correspondía a la ida de una de las llaves de los dieciseisavos de final de la Europa League 2012-2013.

Sorpresivamente, la primera anotación del compromiso fue para el cuadro visitante y obra de Gokdenis Karadenik (minuto 6′), tras un rebote suelto que dejó el portero. El segundo tanto llegó en la recta final del encuentro por intermedio de Pablo Orbaiz (minuto 90+5′), luego una polémica decisión del árbitro central.

El ariete colombiano no tuvo mayor participación durante su primer partido en esta edición del segundo torneo de clubes más importante del viejo continente. Radamel Falcao García reapareció este jueves en los dieciseisavos de la Liga de Europa y su debut no resultó ser lo que todo el mundo esperaba.

Cuando apenas se acomodaba la gente en los asientos del Vicente Calderón, rápidamente se puso en ventaja el conjunto visitante. Rondón le pegó desde la frontal tras una pared. Asenjo la paró, pero la dejó muerta en el suelo frente a Gokdenis Karadenik. Intentó recomponerse el arquero colchonero, pero no puede llegar antes que volante, que aprovechó el regalo para marcar a placer.

Antes de que cayera el telón del primer episodio, el cuadro ruso se quedó con un hombre menos tras la expulsión de su capitán Román Sharonov (minuto 44′), por doble tarjeta amarilla. Así se cerró una primera parte poco movida y sin ritmo, en la que tuvo la pelota Atlético de Madrid, pero fue mucho más ofensivo y claro el Rubin Kazan.

Para la parte complementaria las cosas no cambiaron mucho y pese a que fue Atlético de Madrid el que tuvo la pelota, controló los tiempos y generó las mejores ocasiones de gol, sería nuevamente el cuadro ruso quien lograra marcar y poner tierra de por medio en el marcador, eso sí, gracias a una polémica y escandalosa decisión del árbitro encargado.

Sacó de esquina el Atlético, rechazó el Rubin y montó una contra letal. Disparo lejano, el balón se quedó corto y apareció Pablito Orbaiz a lo Usain Bolt para recoger el balón en la frontal y tirar a puerta. Asenjo intentó entrarle por detrás, pero no lo alcanzó.

El reclamo de todos los madrileños no se hizo esperar, ya que la segunda anotación del cuadro visitante, que podría ser definitivo en la serie, llegó cuando el reloj marcaba casi 5′ minutos de reposición habiendo añadido sólo cuatro el juez central. Quedamos pendientes del pronunciamiento de la UEFA.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!