El seleccionador de España asegura que es muy calmado en comparación a lo que agresivo que aparenta ser el estratega luso.

La personalidad de Mourinho se ha convertido en uno de los principales causantes de la ‘crisis’ de rendimiento que ha tenido el Real Madrid en esta irregular temporada, pues las polémicas y controvertidas decisiones del entrenador portugués no terminan de convencer a una de las hinchas más numerosas y exigentes del mundo.

Los directivos, la prensa, sus colegas y hasta los mismos jugadores, han criticado en algún momento la personalidad de Mourinho. Su ego y necesidad de demostrar que es el mejor, no siempre termina siendo beneficioso para sus dirigidos y eso se vio reflejado en el escándalo que generó la suplencia de Casillas, Ramos, Benzema, Higuaín o Di María, entre otros, quienes han sido señalado por Mou como los culpables de algún desliz del Real Madrid.

Además, la eterna rivalidad con el Barcelona ha contagiado a un Mourinho que no tolera la amistad entre sus jugadores y los del Barça, sin importar que sean compañeros en la selección española. En fin, hay un sin número de sucesos, negativos y positivos, que reflejan la personalidad de Mourinho y ha sido ese el tema principal de las más recientes declaraciones de Vicente del Bosque, durante el foro ‘Marca España’, ¿valor en alza?’, donde participó como ponente.

«Mourinho parece un técnico muy agresivo. Yo, en cambio, soy más calmado. Entre esos dos factores, quizá los dos extremos, hay un mundo. Pero lo más importante es que el grupo funcione, el resto al final termina siendo secundario», afirmó al respecto.

Luego, habló un poco de su pasado al frente del conjunto blanco. «No creo que me echen de menos. Se trata del mejor club del siglo XX y uno de los mejores de la actualidad, una sociedad muy fuerte y extraordinaria. Mantiene, junto al Barcelona, un nivel increíble y que nos hace disfrutar a todos del fútbol».

Entonces, aprovechó la oportunidad para criticar la actitud amarillista de la prensa española. «En el Madrid-Barça que vimos hace unos días, los debates que se hacían tras el partido no era sobre el gran encuentro que habíamos visto, sino de polémicas innecesarias de si uno había ido al parking, de si en el campo otro había hecho otra cosa… Siempre buscando el lado malo del fútbol y no lo bueno», se quejó.

Por último, el veterano preparador salmantino quiso zanjar el tema de las disputas entre jugadores del Real Madrid y el Barcelona, y aseguró que, desde su punto de vista, «no existe ningún enfrentamiento» pues son todos «jugadores extraordinarios».

«Tenemos muchos jugadores catalanes, vascos… Y nunca he tenido que recordar a nadie que estamos en la selección española. El mejor ejemplo son los tres porteros. Uno madrileño, con más de cien partidos, otro cordobés, con unos 20, y un catalán, que sólo jugó unos cinco. Y, sin embargo, es el mejor foco de la convivencia que existe en el equipo», sentenció.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!