El defensa colombiano asegura que fue valida la asistencia para el gol de Boateng que abrió el camino de la victoria ante el Barcelona.

El triunfo del AC Milan (2-0) sobre el Barcelona por los octavos de final de la Champions League ha dado mucho de que hablar y desatado una polémica mundial en torno a una jugada con la que se abrió el marcador del compromiso disputado en San Siro.

Transcurrían los minutos finales del encuentro cuando Montolivo remató de media distancia, la defensa del Barça no pudo rechazar, el balón golpeó en la mano de Cristian Zapata y cayó servida para que Boateng rematara de zurda y convirtiera ante la protesta catalán. En ese momento se pensó que había sido un error garrafal del árbitro que pasó por alto la clara habilitación indebida del defensa colombiano.

Sin embargo, una vez terminado del encuentro se repasó una y otra vez la jugada porque mirándola bien parecía que el esferico golpeó fue la cara del zaguero tricolor. Dividas quedaron las conclusiones al respecto, ya que mientras en Italia aseguran que fue pase con la cara, en España sigue creyendo que si fue con las manos.

Ante las diversas opiniones, quien mejor que el propio Cristian Zapata para contar la verdad de lo sucedido. El central del Milan compareció ante los medios y aseguró que la pelota en ningún momento tocó sus brazos, como si lo hizo en su rostro. «El balón me dio en la cara, no en el brazo. El gol es absolutamente válido», apuntó.

Luego, resaltó el valor de la victoria conseguida. «Hay gran alegría hoy. Somos todos conscientes de haber hecho un gran partido. Nosotros creíamos que podíamos marcar al menos un gol. Sin embargo hicimos dos afortunadamente. Preparamos bien el encuentro durante toda la semana», dijo el defensa colombiano.

«Es también importante no haber encajado ningún gol, pero ahora tenemos que seguir concentrados durante el partido de vuelta. Ayer estábamos todos muy unidos y compactos. Ha sido un gran partido», agregó.

Continúo hablando del Milan y de su nuevo compañero Mario Balotelli. «El fútbol italiano lo conozco muy bien y mi experiencia en Udinese sirvió para hacerme un lugar en el Milan, donde me respetaban y conocían mis condiciones; siempre confiaron en mí para establecerme en la cancha», indicó el jugador formado en el Deportivo Cali de Colombia.

«Balloteli es un gran jugador, excelente ser humano y es un referente porque todos los defensas le tienen miedo a él, al interior del grupo llevó mucha alegría». Agregó que contrario a lo que se pueda decir, Ballotelli es «una persona muy tranquila y respetuosa».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!