Antonio Adán, Sergio Ramos y Ricardo Kaká, aparecen como los protagonistas del anti-récord que posee el conjunto merengue.

El 2013 entró en acción como el año ‘perfecto’ para que el Real Madrid cambiara su imagen mostrada durante la primera mitad de la temporada y lograra recuperar su prestigio en España y Europa. Sin embargo, con un par de partidos disputados durante este nuevo año, cada vez son más las estadísticas negativas que reflejan la irregularidad de la campaña que está realizando el combinado blanco.

Los duelos ligueros ante la Real Sociedad y, el más reciente, ante Osasuna, dejaron mucho para analizar y reflexionar en torno a uno de los mejores equipos del mundo. Salvo el duelo de Copa ante el Celta de Vigo, como el único partido del 2013 en el que hasta ahora ha mostrado dominio el conjunto merengue. Es tanto el desconcierto que se vive en el plantel dirigido por José Mourinho que del ‘reino de Navarra’ se marcharon con, además del 0-0, un anti-récord muy particular.

El Real Madrid consiguió un ‘hat-trick’ de expulsiones que refleja la impotencia de un equipo acostumbrado a ganar y que de momento no encuentra los caminos indicados. Ante Osasuna el cuadro merengue volvió a terminar con 10 hombres, la constante en este nuevo año, esta vez por la tarjeta roja que le mostraron al criticado Kaká, quien vio la segunda amarilla cuando apenas llevaba 18 minutos dentro del terreno de juego.

Las estadísticas preocupan, van tres partidos y tres rojas. El primero en caer fue Sergio Ramos por doble tarjeta amarilla y que acabó con cinco partidos de sanción por los insultos del central a Ayza Gámez. El Real Madrid ya ha recurrido la sanción, pero todo parece indicar que no habrá marcha atrás por parte del comite disciplinario.

Después llegó la roja directa a Adán. Eso fue en el primer partido del año. El meta derribó a Vela en una ocasión manifiesta de gol. Iker salió por el portero titular, que ayer cumplió su partido de sanción y que podría regresar este martes.

Con la de Kaká, que completó el ‘hat-trick’ de rojas, ya son 27 expulsiones en la etapa de José Mourinho. Lo más curioso es que el Madrid jugó mejor con uno menos en los últimos minutos del partido. Durante ese laxo de tiempo fue logró conectar el único remate a portería que tuvo durante todo el juego.

Kaká volvió a salir con el partido cuesta arriba. Mou tira de él siempre que el equipo va perdiendo y no es capaz de deshacer un empate. La última vez que el brasileño terminó expulsado fue en un partido con Brasil en el Mundial, en el duelo de la primera fase frente a Costa de Marfil. Es la primera vez que ve la roja como jugador del Real Madrid. Otra tarde para olvidar en su larga lista de capítulos negros en la casa blanca.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!