El estratega portugués aseguró que no tiene tiempo para asistir a la ceremonia en la que se premiará a los mejores del mundo.

Este lunes 7 de enero se llevará a cabo en Zurich (Suiza), la ceremonia de los premios FIFA en la que se galardonará a lo mejor del año 2012. Entre los muchos trofeos que se entregan, es el Balón de Oro el que más llama la atención del mundo entero. Sin embargo, la elección del mejor gol y el mejore técnico del año, también acapara la atención de la gente.

Por tradición, a la gala de entrega de los premios asisten la mayoría de candidatos y nominados a alguno de los tantos premios. Pero, en las últimas horas se supo que algunos de los aspirantes a estos galardones no irán al evento. Ese es el caso de José Mourinho; el estratega luso, finalista en el mejor técnico del año, confirmó en su más recientes declaraciones que por cuestiones laborales no asistirá a la gala del Balón de Oro.

«Yo no voy a Zúrich tengo que trabajar porque tengo un partido de Copa del Rey el miércoles y es un partido importante para mi», manifestó el polémico Mou.

Hace un año Mourinho tampoco viajó a la gala de la FIFA del Balón de Oro al coincidir con la previa de un partido de Copa que el Madrid disputó en La Rosaleda ante el Málaga. Quien si fijo estará es Luiz Felipe Scolari, seleccionador de Brasil, quien será el encargado de entregar el premio al mejor técnico del finalizado 2012.

Video Thumbnail

Durante la rueda de prensa, previa al duelo liguero ante la Real Sociedad, Mourinho también tocó temas relacionados con la actualidad de su plantilla, especialmente de los problemas y las bajas defensivas, así como la nueva disputa goleadora que retoman el recuperado Gonzalo Higuaín y el siempre influyente Karin Benzema.

«Han sido muchos partidos solo con Benzema. Su vuelta es importante para la competitividad entre los dos, porque mejora jugadores importantes para el equipo y porque Higuaín significa goles. Es un jugador más, que tiene gol y puede contribuir en un equipo que está construyendo mucho y no está marcando tantos goles como hacia anteriormente. Es una gran noticia», valoró al respecto.

Pese a repetir en varias ocasiones que la Liga es «prácticamente imposible» por estar a 16 puntos del Barcelona antes del parón navideño, Mourinho dejó claro que no utilizará la competición doméstica para hacer pruebas ni repartir minutos entre sus jugadores.

«Voy a jugar la Liga exactamente como si estuviera el primero o a pocos puntos del líder. No voy a pensar en otras competiciones, si no mirar partido a partido. No es un espacio de pruebas para nadie, hay que afrontar cada partido con la exigencia que afortunadamente tiene el Real Madrid. Tenemos todos la responsabilidad de conseguir mejores resultados en Liga», afirmó.

Finalmente, Mourinho aseguró que no está conforme con lo que ha leído del regreso de las ruedas de prensa en el Real Madrid y afirmó que «si los jugadores hablan» es porque quieren que puedan «expresar lo que quieren con total libertad», concluyó.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!