París Saint Germain, Chelsea, Manchester United, Manchester City y Bayern Múnich, los posibles destinos del estratega español.

El nombre de Josep Guardiola ha vuelto a tomarse las paginas de los principales diarios del mundo, luego de que el ex-entrenador del Barcelona asegurará en la gala del Balón de Oro que en el 2014 volverá a dirigir. Tras sus declaraciones la gente ha empezado a especular con el que podría ser su nuevo equipo y con el que regresaría a los banquillos del fútbol competitivo.

Pero no sólo eso, las directivas de los diferentes equipos han aprovechado las palabras de Guardiola para tratar de ficharle y tener así a uno de los mejores técnicos del mundo, que andaba de vacaciones tras enmarcar una época dorada del Barcelona, para muchos: el mejor equipo de la historia. Los grandes clubes quieren tener a Pep y ahora la dificil tarea recae sobre él, ya que tendrá que elegir entre cinco (por el momento), sin contar los que se sumen en los próximos meses.

Pep tiene muchas propuestas sobre la mesa, pero la elección de su futuro no dependerá exclusivamente de él. La propuestas más rumoreada es un posible acuerdo económico con el PSG, sin embargo, la opción más segura en estos momentos es la del Chelsea. El club londinense ya lo intentó hace unos meses, pero la respuesta fue negativa. Pep se había propuesto un año sabático y no quería romperlo. Además, quiere empezar un proyecto desde el principio, no cogido a mitad de ejercicio.

Pero, el Manchester City sigue soñando con un Guardiola que lidere el macroproyecto que ha iniciado este club. Un proyecto que no se limita exclusivamente a un primer equipo competitivo, que también, sino a la creación de un modelo reconocible dentro del mundo del fútbol. Los resultados con Mancini no han sido los esperados y mucho menos si miramos su más reciente participación en Champions.

A fin de cuentas, éste es el problema que se encuentra en todos los clubes a los que podría ir. El Manchester United vive pendiente de que un día Ferguson decida dejar el banquillo. En Inglaterra muchos aseguran que será al final de esta temporada, pero nadie pone la mano en el fuego. El mismo Ferguson aseguró algún día que Guardiola sería un candidato firme para reemplazarlo.

Lo mismo podría decirse del Bayern. Guardiola fue tajante cuando se le preguntó al respecto en la rueda de prensa del lunes. «Allí está Heynckes, sería una falta de respeto hablar de este tema ahora», dijo. Pero también sabe que Heynckes no sería un obstáculo porque cuando contactaron con él en verano, el Bayern le dijo que si entrenaba en Múnich el actual técnico no sería un problema.

Ahora hay que ver cómo se van desarrollando los acontecimientos y cómo se le van abriendo posibilidades en estos cinco grandes clubes. Guardiola no quiere retrasar mucho su decisión. Su idea es definir su futuro el próximo mes de febrero, pero entonces el panorama no será muy diferente al de ahora.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!