Lionel le dedicó el premio a sus compañeros de equipo y dejó claro que le gustó más el galardón que ganó el año pasado.

‘La Pulga’ pasó a la historia del fútbol como el primer futbolista que consigue ganar cuatro balones de oro y, lo más sorprendente, de manera consecutiva. El ariete argentino superó a su compañero Andrés Iniesta y a su archi-rival Cristiano Ronaldo en las votaciones, dejando en claro que su marcha para convertirse en el mejor de la historia va por buen camino.

Messi recibió de manos de Cannavaro su cuarto Balón de Oro y en seguida le esperaba un mundo que estaba atento a sus primeras declaraciones como nuevo ‘rey’. El atacante del Barcelona fue claro, contundente y seguro en sus declaraciones, aunque no pareció del todo convencido por el premio. Sin embargo, Messi volvió a dar una muestra de humildad tras dedicar el galardón a sus compañeros de equipo y en especial al que lo acompañaba en la ceremonia de premiación.

Así reaccionó Lionel Andrés Messi a su cuarto Balón de Oro:

«Buenas noches. Es increíble recibir este premio por cuarta vez y que sea seguido. Es impresionante. Quiero compartir y agradecer a mis compañeros del Barcelona, especialmente Andrés, es un orgullo estar a tu lado hoy y entrenar y jugar cada día con vos. También con mis compañeros de la selección argentina, con toda la gente que me votó. Estoy muy nervioso… También con mi familia y amigos y, por último, muy especialmente a mi mujer y a mi hijo, que es lo más lindo que me dio Dios».

Lionel le dedicó el premio a sus compañeros de equipo y dejó claro que le gustó más el galardón que ganó el año pasado. 'La Pulga' pasó a la historia del fútbol como el primer futbolista que consigue ganar cuatro balones de oro y, lo más sorprendente, de manera consecutiva. El ariete argentino super

Lio fue autrocrítico y reconoció que en cuanto a títulos no fue el 2012 el mejor de su carrera: «Me quedo con el Balón de Oro del año en el que ganamos todos los títulos. Este año sólo la Copa del Rey, pero también es gratificante. No sé si puedo ser el mejor de la historia, aunque este sea el cuarto lo celebro como siempre, con tranquilidad, disfrutándolo a mi manera. No llevaba un discurso pensado ni preparado porque no sabía si lo ganaría o no. De hecho, al subir al escenario me quedé en blanco».

Sobre su vestimenta respondió con humor: «La idea de llevar este traje y esta pajarita es mía, para sorprender y ser diferente, no yendo como siempre de negro», concluyó el mejor jugador del mundo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!