Si sigue así, el nuevo reto de ‘la pulga’ será superar los récords que él mismo está imponiendo.

Cada vez son menos las dudas que no nos dejan afirmar que cuando hablamos de Lionel Messi estamos haciendo referencia a un ser de otra especie. El ariete argentino parece no tener techo y cada vez son menos los récords que se quedan sin ser rotos por el sello goleador de ‘la pulga’.

Si hablamos de títulos, ha conseguido bastante con el Barcelona. Si hablamos de goles, no hay en estos momentos un jugador que tenga los registros que él posee. Y si hablamos de reconocimiento mundial, tres balones de oro, que lo acreditan como el mejor del mundo, son la muestra del fenómeno paranormal que lleva por nombre Leo Messi.

Devora récords como quien se sienta en el recreo a zamparse el bocadillo. Por eso, el único que puede batir a Leo Messi sólo puede ser… el propio Leo Messi. El argentino ya asombró al mundo la pasada temporada cuando pulverizó el espectacular registro de Cristiano Ronaldo en Liga.

El portugués había anotado 41 goles (temporada 2010-11) batiendo asimismo el récord de Hugo Sánchez, que 20 años atrás había fijado la barrera en 38 tantos (más de uno por partido). Parecía insuperable, pero ahí estaba Messi para fulminarlo el año pasado. 50 goles como 50 soles que le convertían en Pichichi indiscutible y Bota de Oro.

Pues bien, los números que atesora La Pulga amenazan a su propio récord. Sumar 20 goles en 14 partidos de Liga significa que, manteniendo el ritmo, podría acabar el campeonato (38 partidos) sumando 54 tantos. ¡Una bestialidad!

Para hacerse una idea de la dimensión de la cantidad de goles que ha marcado, hay que tener en cuenta que sólo hay cinco equipos de Primera división, que hayan marcado más goles en total que él solo. Real Madrid (34), Atlético (29), Betis (22), Real Sociedad (21) y Deportivo (21) superan las 20 dianas del argentino.

Messi sigue devorando registros. El próximo que tiene en mente y a tiro es el del Torpedo Müller, que anotó 85 tantos en 1972. Aunque 12 de ellos correspondían a un torneo que no era oficial. El azulgrana ya está a dos y tiene cinco partidos por delante (Betis, Atlético y Valladolid en Liga, Benfica en Champions y Córdoba en Copa) para alcanzar al alemán.

Y su siguiente récord llegará inmediatamente después, aunque éste es algo más subjetivo. Messi está entre los tres finalistas para el Balón de Oro de este año 2012, junto a Andrés Iniesta y Cristiano Ronaldo. Si lo gana superaría a leyendas como Platini, Cruyff o Van Basten, que conquistaron tres. Lio llegaría a su galardón número cuatro y el reto de conseguir cinco, sólo podrá ser encarado por él mismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!