Jordi Alba (del Valencia al Barcelona) y Luka Modric (del Tottenham al Real Madrid), los protagonistas de esta particular estadística.

Se acaba el año y de las muchas cosas que se recopilaron del mismo, hay una en particular que la he decidido dejar como el articulo de este 2012. De momentos a hechos, de imágenes a vídeos, de todo lo bueno ya les he hablado en esta recta final del año. Sin embargo, quiero aprovechar este último espacio que me da el 2012 para contarles quien fue el mejor y el peor fichaje del año en el mundo.

Curiosamente, los protagonistas de esta singular característica son jugadores del Barcelona y el Real Madrid, los considerados mejores equipos del mundo. Muchos fueron los futbolistas que cambiaron de equipo y de sentimientos durante el año, pero dos fueron los que marcaron un contraste llamativo ante sus traspasos a otros clubes.

La mejor y la peor contratación del año 2012

Por un lado está Jordi Alba. El lateral izquierdo pasó del Valencia al Barcelona y logró consolidarse como titular indiscutible de la zaga catalán. El defensa zurdo llegó al Camp Nou avalado por su progresión en el Valencia, pero, sobre todo, por una Eurocopa en la que no dejó mal a Del Bosque. «Vas a ser el mejor lateral izquierdo de la Euro», dijo el salmantino a Jordi Alba. ¡Y lo fue!.

Los cuatro meses que van de competición le han valido para demostrar todas sus capacidades, ratificar su poder anotador y confirmarse entre los mejores del mundo. Además, quedarse con el honor de ser elegido el mejor fichaje que se hizo el pasado verano para el cierre de este 2012.

En la otra esquina está Luka Modric. El dinámico volante pasó del Tottenham al Real Madrid y su tiempo en el cuadro merengue no ha sido suficiente para ratificar el por qué fue una de las principales contrataciones del pasado verano. El Real Madrid apostó muy fuerte por Modric, un jugador de nivel en la Premier y que en la Euro tuvo a España contra las cuerdas.

Cuatro meses después de su llegada a Madrid apenas hay noticias de lo que se esperaba del croata. Un gol en 19 partidos entre todas las competiciones y sólo 717 minutos sobre los 1.530 que van de Liga hacen que, a la hora de poner en una balanza el desembolso y el rendimiento, el resultado sea el del peor fiasco del año.

A pesar de mis justificaciones y las estadísticas que me respaldas, acudo a la ley de ‘diversidad de gustos’ para dejar en claro que respeto si está o no de acuerdo con mi elección de la mejor y la peor contratación del año 2012. Nuestro espacio de comentario queda abierto para que opines al respecto y si tienes otro veredicto, lo compartas con todos nosotros.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!