Las dos respetadas selecciones se enfrentarán en Febrero y en Junio del próximo año.

La selección de Brasil, con nuevo director técnico, medirá sus fuerzas ante su similar de Inglaterra en un doble duelo que fue pactado para el 2013. Dos legendarios estadios, dos de las selecciones más populares de la historia y 22 de los mejores jugadores del mundo, serán los protagonistas de este vibrante choque que se venía preparando desde hace varios meses y que fue confirmado en las ultimas horas.

En ese orden de ideas, la selección brasileña jugará contra la de Inglaterra en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, actualmente en obras, el próximo 2 de junio, según anunció el gobernador regional, Sergio Cabral.

Ese amistoso será el primero de la selección brasileña en el ‘Nuevo Maracaná’, estadio que recibió la final del Mundial de 1950 y también será la sede del partido decisivo en 2014. La entrega de las obras del Maracaná está prevista para el próximo 28 de febrero, según un comunicado de la gobernación de Río de Janeiro.

Brasil e Inglaterra se citarán antes en Londres el próximo 6 de febrero, en el que probablemente será el primer partido del nuevo seleccionador que sustituirá a Mano Menezes, quien fue destituido hace unos días. Este encuentro se disputará en el mítico Wembley, aquel estadio en el que Higuíta hizo famosa su ‘escorpión’.

Según el cronograma de la FIFA para la Copa de las Confederaciones de junio de 2013, se deberán realizar dos eventos de prueba antes de este torneo en cada uno de los seis estadios y el primero de ellos, hasta el 15 de abril.

El Maracaná albergará tres partidos de la Confederaciones, entre ellos la final del torneo que va a congregar a Brasil, España, como campeona del mundo, y las campeonas continentales.

Tras la completa reforma, en la que solo quedó intacta la fachada, el otrora mayor estadio del mundo reducirá su aforo hasta los 79.000 espectadores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!