El ahora volante de Newell’s Old Boys habló para la prensa gaucha y se refirió a las primeras impresiones que tuvo en su regreso Argentina.

Maxi indicó que en los años que estuvo fuera de su país poco a poco notó que «los partidos se hacían cada vez más trabados y que se empezó a correr muchísimo más que antes» en los campos de juego argentinos.

«Y ahora que volví a jugar en el país puedo comprobar que no estaba equivocado, se lucha demasiado. La estética dejó de ser prioridad. Me parece que se juega peor que hace diez años», comentó Rodríguez en la ciudad de Rosario al diario deportivo ‘Olé’.

Según el futbolista rosarino, «hay mucho miedo a perder, sobre todo porque pasan tres o cuatro jornadas y, si no se obtuvieron buenos resultados, enseguida el entrenador está expuesto a que lo echen. Se genera mucha locura en ese sentido: los hinchas también presionan y los directivos se ven obligados a tomar decisiones», añadió.

El pensamiento de Maxi coincide con el de muchos técnicos argentinos, especialmente con el del entrenador argentino del Atlético de Madrid, Diego Simeone, quien dijo el año pasado que el fútbol de su país «es un campeonato duro, difícil, trabado, con poca precisión y mucho vértigo. Se piensa más en marcar el gol que en jugar bien».

Añadiendo que «si quieren ver jugar bien, pongan fútbol español. Si quieren ver muchas opciones de gol en los dos áreas, pongan fútbol inglés. Si quieren ver partidos aburridos pero buenos tácticamente, pongan fútbol italiano».

«Y si quieren ver vértigo, pensar en hacer un gol y en ganar, vean fútbol argentino. Pero en Argentina, jugar bien, no se puede», aseguró ‘el Cholo’.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!