El Coliseum Alfonso Pérez fue testigo de la primera caída del Real Madrid en esta liga 2012-2013.

Los dirigidos por Luis García Plaza hicieron valer su condición de locales y vencieron 2-1 al conjunto que dirige José Mourinho, en un compromiso bastante trabajado, disputado e igualado. La ventaja inicial llegaría para el conjunto visitante a través de un gol de Gonzalo Higuaín (minuto 26′), tras una gran jugada individual. En la segunda parte igularía el Getafe por intermedio de Valera (52′ minutos), quien metió un certero cabezazo tras centro de Barrada. Pasaría de largo el combinado local gracias a un tanto de Barrada (74′ minutos), aprovechando un pase y una gran jugada previa de Colunga.

La figura del compromiso fue el volante del Getafe Abdelaziz Barrada, quien marcó uno de los goles y asistió a un compañero en el otro. Para destacar la actuación del portero local, Miguel Moyá, que fue determinante con sus atajadas para el resultado y la victoria final de su equipo.

Luego de unos primeros minutos de partido poco movidos y con mínimas opciones de gol, el Madrid logró ponerse en ventaja con un buen gol del ‘Pipita’, que nació de un gran control entre los dos centrales del Getafe tras un pase perfecto de Di María: aunque Alexis le negó el primer remate, el ariete argentino supo conservar la posesión para superar a un Moyá batido. Con esa mínima diferencia a favor del conjunto merengue se cerró un primer episodio bastante disputado, en el que pesaron mucho más las individualidades del Real Madrid.

En el periodo complementario reaccionó el local y llegó a la igualdad con un gran gol de Valera, que cabeceó desde más allá del punto de penalti un balón fantástico de Barrada. Se impuso a Xabi y Ramos y la puso lejos del alcance de Casillas. En contra de todos los pronósticos y empujado por su gente, el Getafe logró darle vuelta al marcador. Gran desmarque de Colunga a Albiol, al que se fue con un gran control y por velocidad para culminar la jugada con un pase a Barrada, quien no perdonó ante el achique de Iker.

No hubo tiempo para más en el Reyno de Navarra y antes de que el colegiado señalara la mitad del campo para sentenciar el final del encuentro, se dirigió al banquillo merengue para expulsar al portugués Fabio Coentrao, por una supuesta agresión verbal del defensa luso. Tres puntos para el Getafe y un fallido arranque de liga para el Real Madrid.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!